Publicidad en cabezara



Colaboradores

¿Cómo cuidarme mis riñones?

10% de la población mundial está afectada por enfermedad renal crónica, quiere decir que en Nicaragua habrían más de medio millón de personas enfermas del riñón, lo cual va creciendo progresivamente cada año, por eso vale la pena que usted se cuide y no llegue al punto que requiera un tratamiento con diálisis, que le limpia la sangre o un trasplante de riñón. En América latina tenemos la tasa de mortalidad por enfermedad renal crónica más alta en el mundo y es la segunda causa más importante de años de vida perdidos por un latino. Además, muchos necesitan tratamiento y no lo reciben. Por eso cuidarse de no padecer de diabetes, presión alta, obesidad y consumo de medicamentos no recetados, es importante para evitar que sus riñones le fallen y orines poco, se inflamen tus pies, presentes náuseas, vómitos, confusión, ansiedad, fatiga y duermas mucho.

Ser diagnosticado con enfermedad renal es un gran desafío para el paciente y para las personas que lo rodean. Su diagnóstico y manejo, particularmente en las etapas avanzadas de la enfermedad renal, impacta severamente en sus vidas al reducir su capacidad y la de sus familiares y amigos para participar en actividades cotidianas como el trabajo, viajar y socializar, además, causa numerosos efectos secundarios problemáticos, como fatiga, dolor, depresión, deterioro de la memoria, problemas gastrointestinales y dificultades para dormir. 

Es importante identificar y manejar los síntomas que causan sufrimiento, como dolor, problemas de sueño, ansiedad, depresión, estrés, movilidad, fragilidad y otros, por lo que es importante recibir más educación y estrategias de manejo para aliviar estos síntomas, de modo que los pacientes y sus cuidadores puedan tener una mejor calidad de vida relacionada con la salud.

En Nicaragua nos falta la investigación, identificar mejor qué es lo que pasa, cómo podemos prevenirlo y ver cómo mejorar la práctica y las políticas públicas, el gobierno debe facilitar el acceso, apoyo, establecer la confianza y promover el control en el autocuidado, para que el paciente viva bien, mantenga su rol y funcionamiento social, controle su salud y bienestar, estando permanentemente motivado para convertirse en participante activo de su tratamiento con el apoyo de su familia. 

Para cuidarse los dos riñones que nos sirven para producir la orina, remover los desperdicios y el líquido en exceso del cuerpo, controlar el balance químico y la presión arterial, mantener tus huesos sanos y ayudar a producir glóbulos rojos, es importante cumplir con las 8 Reglas de Oro: mantenerse en forma y activo, controlarse regularmente los niveles de glucosa en sangre, monitorear tu presión arterial, comer saludablemente y mantener tu peso bajo control, acostumbrarse a tener una ingesta de líquidos saludables, no fumar, no  automedicarse y revisarse la función renal. 

Si ya estás afectado de tus riñones hay que tener aceptación, auto disciplina especialmente con la medicación y el auto cuido, confianza que podrás salir adelante a pesar de lo que te cambiará tu rutina, mantener el control de tu vida, comer saludable más que rico y mantenerte ocupado, ayudar a otros, siempre trabajando por tu salud con tu médico. Vive tu vida con la pasión de cada día.

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + one =