Publicidad en cabezara



Colaboradores

Reconocimiento al Servicio Prestado en el Centro Médico Nacional de Occidente del IMSS

Con bastante frecuencia escuchamos críticas a los servicios que presta el IMSS, sin considerar que la demanda que tienen de servicios, supera con mucho a la oferta, producto de sexenios anteriores que prácticamente desmantelaron dicha institución.

Mi experiencia en el Centro Médico Nacional de Occidente es de agradecimiento para la institución y su personal.

El 15 de mayo llegué a solicitar atención de urgencia para mi hijo Jaime Francisco Gutiérrez Reyes, que es autista y diabético,  debido a que producto de una gastroenteritis, que le produjo baja de potasio y otros minerales, convulsionó en un consultorio privado de un gastroenterólogo, quien nos dijo que era urgente trasladarlo a un hospital del IMSS, como en ocasiones anteriores él ya había sido atendido en el Centro Médico de Occidente pedí a la ambulancia que lo lleváramos ahí.

Al llegar me indica que ese no es el procedimiento, que debería haber acudido al hospital de zona 89, les recordé que el tenía expediente en CMO, la médica de guardia que lo revisó señaló que tenía en abdomen muy distendido y aceptó que lo ingresaran.

Se ordenaron varios estudios clínicos y radiológicos para evaluar su estado y lo programaron para una cirugía exploratoria, al siguiente día, ya que de acuerdo a las tomografías había la sospecha de que parte del intestino estuviera necrosado.

Afortunadamente no fue así, solo le hicieron limpieza de intestinos, retiraron adherencias y lo suturaron.

Hasta ahí todo bien, pero inició con problemas de saturación, pidieron interconsulta con neumología, se le realizaron nuevas tomografías, radiografías y gasometría, además de laboratoriales,

El diagnóstico fue que tenía líquido en los pulmones. Le indicaron nebulizaciones y ejercicios de respiración, 15 días después lo trasladaron a la clínica 89 para terminar el esquema de antibióticos y a los cuatro días lo dieron de alta, indicándonos que tendría que utilizar oxígeno, mismo que nos fue proporcionado por el IMSS.

Durante el tiempo que Jaime permaneció en CMO se le realizaron todos los estudios que requirió, la medica Zamudio y los médicos Martín Islas y Damián Santana, así como los neumólogos me mantuvieron todo el tiempo informada sobre la evolución de Jaime, el porqué de los estudios solicitados y los resultados.

Tanto en las áreas de urgencias del CMO como en la 89, pude constatar el gran profesionalismo con el que trabaja el personal.

En el piso 11 del CMO en general el personal de enfermería muy profesional en especial la enfermera Gaby, en la 89 por una confusión de la medica que le hizo la hoja de ingreso lo mandó a cirugía, en lugar de neumología, pero de cualquier forma le dieron atención que requería.

 También debo agradecer al director de Comunicación Social de la Delegación Jalisco del IMSS el maestro Hugo Rodrigo Luna Lomelí y la Lic Dalia Acosta que me auxiliaron para obtener un pase de 24 horas, ya que Jaime por ser autista requiere ser acompañado las 24 horas, así como otros trámites ante trabajo social.

Sigo pensando que el IMSS, pese a sus carencias y saturación, es una institución noble al servicio de los derechohabientes.

aliciayolandar@hotmail.com

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 2 =