Publicidad en cabezara



Colaboradores

Dan seguimiento con terapias a pacientes PostCovid-19

· Han atendido a 177 mil derechohabientes en Unidades de Servicio de Rehabilitación.

Las secuelas de las personas que enfermaron de la Covid19 y se recuperaron, suelen ser de leves a severas.


Sara padeció Covid19 hace un año, duró varios meses con sensación de ahogo cuando hacía algún esfuerzo, tuvo una tos persistente por cerca de tres meses, y una sensación de angustia permanente. Durante varios meses temía volver a enfermar, y el cansancio tardó en desaparecer. Sobre este tema la doctora Norma Magdalena Palacios Jiménez, Jefa del área de prestaciones médicas del IMSS, informó que derivado de esta pandemia se implementó un programa de rehabilitación integral que hasta el momento lleva atendidos a 177 mil derechohabientes.

Este modelo de programa ya se aplica en otros países asiáticos, europeos, Estados Unidos y Latinoamérica, en donde se han tenido excelentes resultados.

Hasta el momento el IMSS cuenta con cuatro unidades de medicina física y rehabilitación. Tres en la ciudad de México, una en Nuevo León, y ya se trabaja en la implementación en otros estados para dar atención a todas las personas que la requieren.

La profesional de la salud explico que estas unidades dan atención integral que incluye terapistas físicos, ocupacionales, fonoaudiólogos, psicólogos, trabajadoras sociales, personal de enfermería.

Las personas que hayan enfermado de COVID19 y que tengan algunas secuelas como son miedo, problemas respiratorios, tos, sensación de cansancio, miedo y ansiedad se les invita a acudir a su Unidad de Medicina Familiar a solicitar atención.

Incluso en las clínicas en que no se tengan implementados el programa completo se ofrecerá atención en las diversas áreas que lo requieran.

Otra recomendación es realizar ejercicios físicos de acuerdo ha su capacidad, reintegrarse a sus ocupaciones habituales, laborales, de estudio etc, para mantener la mente ocupada.

Cinthia, junto con su esposo y sus dos hijos se infectaron de Covid19 en junio de 2020, el marido fue quien tuvo síntomas más severos, como dolor en articulaciones, pérdida del olfato y gusto, debilidad muscular, diarreas y problemas respiratorios, él se atendió en su casa con su médico de cabecera.

Cinthia tuvo síntomas más leves, el hijo mayor solo la pérdida del gusto y olfato y el menor síntomas parecidos a una gripa.

Decidieron permanecer aislados dos meses para evitar contagiar a otras personas, Cinthia explicó que la idea de la cuarentena larga tuvo como objeto crear conciencia en sus hijos de la responsabilidad de cuidarse y proteger a otros miembros de la comunidad.

Hasta el momento no han dejado de utilizar cubrebocas cuando salen de casa, recuerda que al principio cualquier síntoma de infección respiratoria les daba temor y temían volver a enfermar, por lo que decidieron acudir a terapia familiar, retomar sus actividades normales como el deporte, las caminatas y el yoga entre otros.

Para muchas personas las secuelas son más serias, y van desde cierta pérdida en la movilidad, requerir de oxigeno suplementario y apoyo psicológico e incluso psiquiátrico para poder superar el trauma que les causó el verse enfermos.

El temor a la muerte o a volver a enfermar es un problema que debe ser manejado por profesionales de la salud mental, de ahí la importancia de solicitar consulta en su clínica y seguir con el tratamiento y las indicaciones que le de el personal de salud.

La doctora Norma Palacios recomienda que ante la sospecha de cualquier secuela secundaria al Covid19 se puede solicitar asesoría al teléfono 800 2222 668, opción 2, en donde personal médico calificado les orientará a dónde acudir.

aliciayolandar@hotmail.com

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

twenty + 10 =