Publicidad en cabezara



Enfermedades

Exposición a la luz solar y riesgo de cáncer colorrectal

La exposición inadecuada a la luz solar, y más concretamente a la luz ultravioleta B, puede estar asociada a un mayor riesgo de cáncer colorrectal, sobre todo en las personas de mayor edad, a juzgar por los resultados de un estudio en el que se han utilizado datos provenientes de 186 países.

La cuestión es que tomar el sol más de lo debido puede promover el cáncer, pero que eso también puede ocurrir al tomarlo menos de lo necesario.

El equipo de Raphael Cuomo, de la Universidad de California en San Diego, Estados Unidos, investigó posibles asociaciones entre niveles globales de luz ultravioleta B en 2017 y tasas de cáncer colorrectal en diferentes países y grupos de edad en 2018.

Los autores del estudio descubrieron que un nivel muy bajo de exposición a la luz ultravioleta B se correlacionaba significativamente con tasas más altas de cáncer colorrectal en todos los grupos de edad de las personas que vivían en los 186 países incluidos en el estudio. La asociación entre un nivel menor de exposición a la luz ultravioleta B y el riesgo de cáncer colorrectal siguió siendo significativa para los mayores de 45 años después de tener en cuenta otros factores, como la pigmentación de la piel, la esperanza de vida y el tabaquismo. Se disponía de datos sobre estos factores para 148 países.

Los autores del estudio sugieren que una menor exposición a la luz ultravioleta B puede reducir los niveles de vitamina D. La deficiencia de vitamina D se ha asociado previamente con un mayor riesgo de cáncer colorrectal. Según los autores del estudio, futuras investigaciones podrían analizar directamente los posibles beneficios que corregir las deficiencias de vitamina D tendría para la prevención del cáncer colorrectal, especialmente en los grupos de mayor edad.

Las estimaciones sobre la incidencia de la luz ultravioleta B en cada región del mundo se hicieron a partir de datos obtenidos por el satélite Aura de la NASA en abril de 2017. Los datos sobre las tasas de cáncer colorrectal de 2018 en 186 países se tomaron de la base de datos Global Cancer (GLOBOCAN).

A partir de bibliografía científica y bases de datos anteriores, los autores del nuevo estudio también recopilaron datos de 148 países sobre la pigmentación de la piel, la esperanza de vida, el tabaquismo, el ozono estratosférico (un gas de origen natural capaz de filtrar radiación solar) y otros factores que pueden influir en la salud y en la exposición a la luz ultravioleta B. Los países con la menor exposición a la luz ultravioleta B fueron Noruega, Dinamarca y Canadá, mientras que los países con la mayor exposición a ella fueron Emiratos Árabes Unidos, Sudán, Nigeria e India.

Los autores del estudio advierten que otros factores pueden afectar a los niveles de vitamina D así como a la exposición a la luz ultravioleta B, como los suplementos de vitamina D, la ropa y la contaminación atmosférica, que no se incluyeron en el estudio. También advierten que la naturaleza observacional del estudio no permite sacar conclusiones inequívocas sobre la causa y el efecto, y que se necesita investigar más para conocer con más detalle la relación de la luz ultravioleta B y la vitamina D con el cáncer colorrectal.

El estudio, titulado “Could age increase the strength of inverse association between ultraviolet B exposure and colorectal cancer?”, se ha publicado en la revista académica BMC Public Health. (Fuente: NCYT de Amazings)

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 + 19 =