Publicidad en cabezara



Ciencia

El Brazo Robótico Europeo llega a la Estación Espacial Internacional

El Brazo Robótico Europeo (ERA) partió de la Tierra el 21 de julio de 2021 a bordo de un cohete Protón lanzado desde el cosmódromo de Baikonur, en Kazajistán, y llegó a la Estación Espacial Internacional (ISS) el 29 de julio.

El robot, de 11 metros de largo, viajó plegado e instalado en lo que será su base de operaciones, el Módulo de Laboratorio, llamado «Nauka». El lanzador Proton-M  los situó en una órbita a unos 200 km de la Tierra, 10 minutos después del despegue. Siguieron ocho días en los que Nauka elevó lentamente su órbita y maniobró hasta acoplarse por sus propios medios al módulo Zvezda, en el corazón del segmento ruso. Aunque diversos problemas técnicos se presentaron durante el trayecto y poco después del acoplamiento, se logró resolverlos.

La Estación Espacial Internacional ya cuenta con dos brazos robóticos. El robot canadiense y el japonés desempeñan un papel crucial como sistemas de atraque de naves espaciales y a la hora de transferir cargas útiles y astronautas. Sin embargo, ninguno de los dos brazos puede dar servicio al segmento ruso.

ERA es el primer robot capaz de «recorrer» la zona rusa del complejo orbital. Puede manejar componentes de hasta 8000 kg con una precisión de 5 mm, y transportará astronautas de un lugar de trabajo a otro.

«Al poder trasladarse a lo largo de la zona rusa de la Estación, el Brazo Robótico Europeo aportará mayor libertad, flexibilidad y capacidad a las operaciones espaciales» declaró David Parker, director de Exploración Humana y Robótica de la ESA. «A través de nuestro programa Columbus 2030, aportamos una mejora a la Estación Espacial, después de 20 años en órbita. Se trata de una oportunidad para modernizar el espacio con un enfoque comercial».

El lanzamiento e instalación del Brazo Robótico Europeo supone una novedad espacial para Europa y Rusia. Un consorcio de 22 compañías europeas de siete países han participado en la construcción del robot para la ESA. Tras 14 años de constante colaboración, ha tenido lugar la llegada de este robot de fabricación europea.

El astronauta de la ESA Thomas Pesquet ayudará a configurar el nuevo brazo robótico. Se han previsto cinco paseos espaciales para poner a punto al ERA y para que efectúe sus primeras operaciones, algunas de las cuales se llevarán a cabo con los astronautas de la ESA Matthias Maurer y Samantha Cristoforetti.

La tripulación puede controlar al ERA tanto desde dentro como desde fuera de la Estación Espacial, característica que no ofrece ningún otro brazo robótico. Durante su primer año en la ISS, las principales tareas de ERA en órbita consistirán en instalar un gran radiador y configurar la esclusa de aire del módulo Nauka.

Junto con sus socios internacionales, Europa se está preparando para alargar la vida de la Estación Espacial en los próximos años.

«Nuestro hogar en el espacio se somete a constantes mejoras. El laboratorio europeo Columbus está consiguiendo nuevos  bastidores científicos, conexiones de datos ultrarrápidas y plataformas externas e internas, de suministro comercial, para más usuarios. El astronauta de la ESA Thomas Pesquet ha estado incluso ayudando en una renovación energética de la estación con nuevos paneles solares» señala David Parker.

La estrecha colaboración entre Europa y Rusia ayudará a demostrar la autonomía y las operaciones robóticas en tiempo real, algo vital para las futuras misiones a la Luna y Marte. (Fuente: ESA)

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − 1 =