Publicidad en cabezara



Medio Ambiente

Una ola de calor provoca un episodio de deshielo “masivo” en Groenlandia

Groenlandia sufre una ola de calor con temperaturas de más de diez grados por encima de los valores habituales para esta época del año. Los expertos advierten que este aumento súbito de las temperaturas está provocando un deshielo “masivo” de la capa de hielo ártico.

Los registros indican que, desde al menos el pasado miércoles, la capa de hielo que cubre la vasta tierra ártica está perdiendo aproximadamente 8 mil millones de toneladas cada día. Esto supone el doble de la tasa promedio esperada durante el verano, según datos del Portal Polar, una herramienta de modelado administrada por institutos de investigación daneses.

En los últimos días también se han registrado temperaturas inusuales de más de 20 grados con récords locales en el norte de Groenlandia, según recoge el instituto meteorológico danés DMI. En el pequeño aeropuerto Nerlerit Inaat, en el noreste del país, este jueves el termómetro alcanzó los 23,4 grados centígrados Se trata del registro más alto registrado desde que la estación meteorológica entró en funcionamiento. 

Situación crítica

El avance de esta ola de calor también está acelerando el deshielo ártico. Según enfatiza un informe del Polar Portal, experto en el seguimiento de este fenómeno, “el inmenso volumen de agua fundida liberada diariamente en los últimos días sería suficiente para cubrir toda la superficie de Florida con cinco centímetros de agua“.

Preocupa, sobre todo, el impacto del deshielo sobre Groenlandia, que acumula casi 1,8 millones de kilómetros cuadrados de suelo helado. Los registros corroboran que, mientras el calentamiento global avanza, el Ártico se calienta hasta tres veces más rápido que en otras partes del mundo. También preocupa que, según apuntan varios estudios científicos, el deshielo ártico acelere el aumento del nivel del mar. El deshielo de Groenlandia, por si sólo, tendría la suficiente fuerza para elevar el nivel de los océanos de seis a siete metros. 

En estos momentos, Groenlandia todavía no ha roto su récord histórico de deshielo, que data del verano de 2019. Hace décadas que la región sufre un calentamiento al alza, que se ha acelerado desde 1990. Por ahora, los expertos esperan que la estación se mantenga lo suficientemente fresca y lluviosa como para que el deshielo no llegue a una situación límite.

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 + four =