Publicidad en cabezara



Ciencia

Estudio documenta acciones de saludo y despedida entre simios

Madrid. Cuando dos personas hablan lo habitual es que una no se vaya sin despedirse porque se considera de mala educación y parece que los simios hacen algo parecido.

Un estudio publicado en la revista iScience documenta cómo los simios utilizan señales a propósito para empezar y terminar las interacciones, un comportamiento que no se había visto hasta ahora fuera de la especie humana.

También hallaron que la dinámica social y de poder entre los simios que interactuaban afectaba los esfuerzos de comunicación usados, lo que, según los expertos, refleja pautas similares a la cortesía humana.

Fuimos capaces de lanzar cohetes y aterrizar en la Luna, porque tenemos la capacidad de compartir nuestras intenciones lo que nos permite lograr cosas mucho más grandes que las que puede lograr un individuo solo. Se ha sugerido que esta capacidad está en el corazón de la naturaleza humana, afirmó Raphaela Heesen, de la Universidad de Durham, en Reino Unido.

Compartir las intenciones y trabajar juntos en un objetivo común da lugar a un sentimiento de obligación mutua que se conoce como compromiso conjunto, y ahora la experta y su equipo observan pruebas en los grandes simios que podrían poner en duda la afirmación, largamente sostenida, de que el compromiso conjunto es exclusivo de los humanos.

Tras presenciar a dos bonobos que fueron interrumpidos mientras se aseaban pero luego utilizaron gestos para reanudar la interacción entre ellos, Heesen y sus colegas sintieron curiosidad por saber más sobre cómo y cuándo surgió el compromiso conjunto en el linaje humano.

Sin embargo, a diferencia de los científicos anteriores, Heesen y su equipo propusieron que el compromiso conjunto no se basa sólo en el sentimiento de obligación. En su lugar, también implica el proceso de establecer el acuerdo y decidir mutuamente después de que éste se ha cumplido.

Tras analizar mil 242 interacciones en grupos de bonobos y chimpancés en zoológicos, descubrieron que los simios se miraban y se comunicaban entre sí con frecuencia para iniciar y finalizar las interacciones.

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + nine =