De Aquí y de Allá Noticias

Un volcán devorador tiene en vilo a España

Madrid, 22 sep (Prensa Latina) Una piscina devorada por la lava, gente angustiada ante la desaparición de sus propiedades devastadas, resumen hoy la erupción del volcán Cumbre Vieja de La Palma, Canarias.

Imágenes que asemejan a las fantasiosas películas de catastrofismo, con la diferencia sustancial de que estamos ante un poderoso grito de la naturaleza que ha cambiado la geografía de una apacible zona de España.

Tan fuertes son las imágenes que los comentarios de los pobladores de barrios en peligro, que han sido obligados a evacuarse y tomar sus pertenencias esenciales, impactan demasiado.

Este caserío que vemos aquí, nuestra Iglesia, nuestro Colegio, nuestras casas, nuestras plantaciones de plátano, serán engullidas por la lava muy pronto, decía una mujer sollozando junto con sus hijos y familia.

El río de lava del volcán de La Palma, que cuenta con una boca eruptiva más y está a punto de alcanzar el mar, sepultó unas 200 casas, arrasó con infraestructuras viales y provocó la evacuación de seis mil personas hasta el momento.

Dos sismos se sintieron lunes y martes en el área, con lo cual apareció una nueva boca volcánica en las cercanías del pueblo de Tacande, en El Paso. De tal forma, la lentitud del movimiento de las coladas de lava hacia el mar, se hizo mayor.

La nueva boca volcánica surgió a 900 metros de la principal y en la misma localidad donde a primera hora de la noche del lunes se registró un terremoto de magnitud 4,1.

Asimismo, el Instituto Geográfico Nacional localizó tres movimientos sísmicos en La Palma durante la madrugada de este martes, uno de los cuales ha sido de magnitud 3,2 y a un kilómetro de profundidad.

Ahora el magma avanza a 120 metros por hora aproximadamente. Aunque los expertos y la ciudadanía esperan y añoran la llegada de la lava al mar, también se sabe que, al ingresar en agua salada a mil grados de temperatura, liberará gases tóxicos y se producirán explosiones.

Las imágenes deslumbran por sus destellos rojizos, pero la incertidumbre es mayúscula.

Los últimos detalles ofrecidos por la entidad especializada Involcan, señalan que el volcán expulsa columnas de humo que alcanzan centenares de metros de altura y entre 8.000 y 10.500 toneladas de dióxido de azufre por día.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien emprendió su viaje pospuesto a Naciones Unidas, anunció que regresará este jueves para continuar monitoreando la situación.

‘Quiero trasladar el compromiso de las instituciones con la reconstrucción de los

daños, para que las familias afectadas puedan recuperar su día a día y su normalidad sin que sus economías queden dañadas’, destacó.

El Consejo de Ministros dio los primeros pasos para activar el procedimiento de declaración de zona de emergencia de Protección Civil por parte del Gobierno de España, dijo Sánchez antes de partir hacia Nueva York.

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

fourteen − 1 =