Astronomía Noticias

Supertierras rocosas permitirán estudiar la evolución de las atmósferas

Madrid. Dos supertierras rocosas recién descubiertas carecen de atmósferas primordiales gruesas en órbitas muy cercanas alrededor de dos estrellas enanas rojas diferentes.

Estos cuerpos brindan la oportunidad de investigar la evolución de las atmósferas de los planetas rocosos calientes, según el grupo de astrónomos del Centro de Astrobiología, el Observatorio Astronómico Nacional de Japón, la Universidad de Tokio y varios institutos, autores del hallazgo.

En esta investigación, el telescopio Subaru y otros aparatos de ese tipo realizaron observaciones de seguimiento de esos dos planetas (TOI-1634b y TOI-1685b, originalmente identificados por la nave espacial TESS,de la NASA).

Ambos candidatos están en la constelación de Perseo, y aproximadamente a la misma distancia de la Tierra; TOI-1634b está a 114 años luz y TOI-1685b a 122. El equipo confirmó que son supertierras rocosas en órbitas de periodos ultracortos que tardan menos de 24 horas en completar un viaje alrededor de sus estrellas anfitrionas.

El espectrógrafo Doppler infrarrojo (IRD), montado en el telescopio Subaru, también midió las masas de estos planetas y proporcionó información sobre su estructuras internas y atmosféricas. Los resultados mostraron que están desnudos, lo que significa que carecen de atmósferas primordiales de hidrógeno-helio gruesas, posiblemente debido a interacciones con las estrellas anfitrionas extremadamente cercanas.

Esto deja espacio para una atmósfera secundaria compuesta por gases liberados desde el interior del planeta. Los resultados también muestran que TOI-1634b es uno de los planetas más grandes (1.8 radios terrestres) y más masivos (10 masas de la Tierra) entre los cuerpos rocosos de periodo ultracorto conocidos.

Estos nuevos cuerpos celestes ofrecen excelentes oportunidades para estudiar qué tipo de atmósferas, si las hay, pueden desarrollarse en planetas rocosos de periodo ultracorto, y brindan pistas para ayudar a comprender cómo se forman esos cuerpos inusuales.

Otras observaciones de futuros telescopios, incluido el espacial James Webb, tienen como objetivo detectar y caracterizar las atmósferas de estos planetas. Teruyuki Hirano, autor principal de esta investigación, explicó: “Nuestro proyecto para realizar un seguimiento intensivo de los candidatos planetarios identificados por TESS con el Subaru aún está en progreso, y se confirmarán muchos planetas inusuales en los próximos años”.

El estudio se publicó en Astronomical Journal.

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

two × four =