De Aquí y de Allá Noticias

Europeos en América 471 años antes de Colón

En años recientes, ha cobrado fuerza la sospecha de que Cristóbal Colón y sus compañeros de expedición no fueron los primeros europeos en alcanzar América, sino que el mérito explorador fue de los vikingos y con mucha antelación. Los vikingos fueron navegantes intrépidos, cubriendo grandes distancias en sus viajes, los cuales les llevaron a establecer asentamientos en Islandia, Groenlandia y finalmente Terranova en Canadá. Sin embargo, no había indicios lo bastante claros como para determinar el año de esa primera visita de vikingos al continente americano. Una investigación ha logrado ahora determinar en qué año ocurrió eso.

El equipo internacional de Michael Dee y Margot Kuitems, ambos de la Universidad de Groninga en los Países Bajos, ha llegado a la conclusión de que, con los datos disponibles, la primera visita de europeos a América fue en el año 1021 de nuestra era.

En este estudio, la tala de madera por parte de los vikingos en su asentamiento de Terranova se fechó exactamente en el año 1021 d.C. Los tres trozos de madera estudiados, procedentes de tres árboles diferentes, procedían de contextos arqueológicamente atribuibles a los vikingos. Cada uno de ellos presentaba además claras evidencias de corte y rebanado con cuchillas de metal, un material que no producía la población indígena. El año exacto se pudo determinar porque en el año 992 d.C. se produjo una gran tormenta solar que produjo una clara señal de radiocarbono en los anillos de crecimiento anual de los árboles al año siguiente.

El aumento de la producción de radiocarbono que se produjo entre 992 y 993 d.C. se ha detectado en los archivos de anillos de crecimiento anual de árboles de todo el mundo. Cada uno de los tres objetos de madera mostró esta señal 29 anillos de crecimiento (años) antes del borde de la corteza. “Encontrar la señal de la tormenta solar a 29 anillos de crecimiento de la corteza nos permitió concluir que la actividad de corte tuvo lugar en el año 1021 d.C.”, explica Kuitems.

Aún se desconoce la cantidad de expediciones vikingas a América y la duración de su estancia allí. Todos los datos actuales sugieren que esa presencia fue breve y, en cualquier caso, el legado cultural y ecológico de esta primera actividad europea en América ha sido pequeño, a diferencia de la influencia española y la portuguesa.

En cualquier caso, hay pruebas arqueológicas de que los vikingos exploraron tierras americanas situadas más al sur que Terranova.

El nuevo estudio, titulado “Evidence for European presence in the Americas in AD 1021”, se ha publicado en la revista académica Nature. (Fuente: NCYT de Amazings)

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sixteen + 2 =