Colaboradores

¿Por qué la salud es un asunto de justicia?

Vivimos en un mismo país, en una ciudad cualquiera, pero nuestro acceso a la salud de calidad no es igual, el entorno o sea lo que está alrededor nuestro es diferente, las condiciones de vida son desiguales, la vivienda, higiene, el acceso a agua segura, la alimentación, nutrición, educación, recreación, el tipo de trabajo e ingreso o el nivel de desempleo, los riesgos a que nos enfrentamos y los recursos con que contamos no son similares.

Esto indica que, aunque vivamos en un mismo territorio, no todos tenemos la misma oportunidad de salir adelante y nuestra salud es diferente, algunos enfermamos más y morimos pronto ¿Y a qué se debe esto?, a que no tomamos en cuenta las inequidades o diferencias y por tanto los servicios y oportunidades que se ofertan no son adaptados a la necesidad de estos grupos.

No estamos preguntando a la gente cuáles son sus principales problemas, qué necesitan, ni cómo creen que deberían abordarse dichos asuntos, para disminuir esa brecha de diferencia existente entre los grupos poblacionales.

Entonces, solo viendo así, la salud de forma integral, podemos darnos cuenta de que la misma está ligada directamente con la justicia, con facilitar el acceso con calidad a los servicios públicos y privados. La justicia tiene que ver con la distribución y si ésta no se basa en las necesidades, en intentar lograr ese equilibrio, se alimenta la injusticia.

Cuando señalamos que el sector salud no produce salud, es porque la producen los otros sectores: educación, economía, agropecuario, medio ambiental, justicia, empleo, vivienda y recreación, entre otros. Salud deber vigilar que todos aporten y no dañen la salud individual, familiar ni comunitaria, y profundizar en las causas que potencian o afectan nuestra salud.

Y si queremos hacer justicia en salud debemos asegurar a cada niño el mejor comienzo en la vida, garantizar educación de calidad y aprendizaje durante toda la vida, empleo y buenas condiciones de trabajo, debiendo todos tener al menos el ingreso mínimo necesario para una vida sana, lograr el acceso a lugares saludables y sostenibles para vivir y trabajar.

Es esto un sueño, no, es una meta que deberíamos plantearnos si queremos disminuir las inequidades, fomentar la salud y hacer justicia.

https://www.facebook.com/PorTuSaludNicaragua/



DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

three + seventeen =