Comunicados Noticias

Los Vapers Además Del Daño Pulmonar, Llegan a Explotar en la Boca de Los Consumidores.

Señala la Dra. Guadalupe Ponciano Investigadora de la UNAM

Alicia Yolanda Reyes

La evidencia científica sobre la supuesta “inocuidad” del cigarrillo electrónico o vaper no está “libre del conflicto de intereses, patrocinada y promovida por la industria tabacalera, señala la Dra. Guadalupe Ponciano, Coordinadora del Programa de Investigación y Prevención del Tabaquismo de la Facultad de Medicina de la UNAM.
La Dra. Ponciano señala que existe evidencia científica independiente que demuestra que estos productos “inocuos” causan daño respiratorio y cardiovascular, entre otros.
Los líquidos y el aerosol generados por la mayoría de los dispositivos electrónicos contienen nicotina, que es altamente adictivo.
Enfatizó, que contra lo que los promotores de estos productos tratan de hacer creer, no inhibe la conducta de fumar y puede generar entre los no fumadores, especialmente los jóvenes, la transición hacía el uso de los cigarrillos tradicionales.
Otro riesgo, y no menos preocupante es el de los fumadores que consumen ambos productos, lo que causa mayor daño.
A esto había que agregarle los daños que llega a causar el uso de productos electrónicos, que han llegado a explotar en la boca de los fumadores, causándoles daños que llega a ser fatales.
En México no se cuenta con una investigación sobre el daño de los cigarrillos electrónicos, se sabe que causan enfermedad pulmonar a corto plazo, mientras que el cigarrillo tradicional, causa enfermedades crónicas, en el caso de los electrónicos el daño es más inmediato.
En Estados Unidos se tiene documentados más de 2035 casos de jóvenes los que el vaper les ha explotado en la boca.
Se sabe también que el fumar agrava seis veces más el COVID, en comparación con los no fumadores.
Al no estar legalizado el cigarrillo electrónico se carece de información sobre sus componentes, y las sustancias que se le agregan.
Hasta el momento, señala la dra. Ponciano no hay ninguna regulación de las sustancias, y eso es un riesgo importante para la salud.
Los usuarios deben entender que el control de calidad de los cigarrillos electrónicos varía de manera importante y que en los pocos que indican los niveles de nicotina, éstos son poco precisos.
El vapor de el líquido que se les agrega a los cigarrillos electrónicos expone a los usuarios a partículas ultrafinas, aldehídos, metales pesados, saborizantes, colorantes y muchos otros tóxicos.
Lo más importante puntualiza la especialista es que existe evidencia de que hay efectos agudos, los de largo plazo se desconocen.
Termina diciendo que debemos aprender de la historia del tabaquismo, y no esperar años para tener más evidencias, y muchas vidas perdidas (aliciayolandar@hotmail.com)

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × four =