Colaboradores Coronavirus Enfermedades Prevención de Enfermedades

Agua y Jabón Para Prevenir Enfermedades

Por Alicia Yolanda Reyes

Desde el inicio de la pandemia del Covid 19 una de las principales recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud OMS y la Secretaría de Salud SS fue el lavado frecuente de manos, algo que parecería innecesario recomendar, ya que son medidas que deberían estar presentes en todas las personas, en la práctica no es así.
Con frecuencia he observado personas que laboran en restaurantes entrar a los sanitarios, y dirigirse a la cocina después sin lavarse las manos.
Personas que expenden alimentos en la calle, reciben dinero, dan el cambio y al mismo tiempo entregan el producto.
En una ocasión acudí a una cocina económica que servía los alimentos en el jardín de la casa, para ingresar al baño había que pasar por la cocina, ahí observé a una persona picando verdura, y al mismo tiempo ingiriendo sus alimentos con las manos. Se preparaba tacos de un guisado que tenía a un lado, se metía la mano a la boca y seguía picando verdura.
Después entró al sanitario, salió y sin lavarse las manos y continuó con su tarea, por supuesto que nunca más regresé a ese lugar, a pesar de que la comida tenía buen sabor, y el precio era módico.
En los hospitales también he observado personal de salud que toman signos vitales de una cama a otra sin lavarse las manos entre una persona y otra.
Un reporte de la Facultad de Medicina de París en octubre de 1348 durante la peste bubónica, aseveraba que las personas que corrían mayor riesgo eran aquellas que realizaban ejercicio, practicaban el sexo o se bañaban con frecuencia.
Se pensaba que el lavado frecuente representaba un peligro para la salud, en la actualidad se tiene comprobado que a mayor higiene menor riesgo de enfermar.
Lavarse las manos con agua y jabón antes y después de entrar al sanitario, antes y después de comer, al levantarse, al regresar de la calle, al entrar y salir de cualquier lugar, tienda, super, cine etc. es una medida que evita que enfermemos.
No se requiere de jabones especiales, es suficiente usar una pastilla de jabón para manos. En lugares públicos es preferible utilizar jabón líquido que no ha tenido contacto con alguien más.
El secado de manos con toallas desechables, sobre todo si se está fuera de casa es más higiénico, que una toalla de mano de uso común.
Es conveniente llevar consigo una pequeña toalla de mano para utilizar en aquellos baños públicos en los que no existan toallas de papel.
Al lavarse las manos los agentes químicos hidrosolubles del jabón matan los microrganismos. En la espuma del jabón queda suspendida la suciedad.
No se requiere que un jabón produzca mucha espuma, pero es indispensable lavarse las manos varias veces al día.
Es un hábito que ayuda de forma eficaz a prevenir la dispersión de la mayoría de las enfermedades. Si no se cuenta con acceso a jabón, un gel de alcohol puede sustituirlo ocasionalmente.
Prevenir muchas enfermedades está en nuestras manos, adquiramos la costumbre del lavado frecuente de manos, inculcándolo en las niñas y niños para mantenerlos y mantenernos libre de enfermedades (aliciayolandar@hotmail.com)

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nineteen + sixteen =