Tabaquismo Colaboradores Prevención de Enfermedades

Pedro Picapiedras el primer personaje “contratado“ por la industria tabacalera para promover sus productos.

Por Alicia Yolanda Reyes.

Quien no recuerda a Pedro Picapiedras, un personaje animado de la era de piedra, que aparece siempre con un cigarrillo o puro en la boca, hasta donde se sabe fue el primer personaje “contratado” por la industria tabacalera para promover sus productos de una forma subliminal.
A éste le siguieron otros actores y actrices que sin mencionar el producto lo encendían de forma casual, después de una escena erótica, cuando se sentían angustiados, cansado o muy felices.
El cigarro ayudaba a modificar el estado de ánimo, según sus promotores, y se le ligaba al placer, la sofisticación, la elegancia, las clases sociales privilegiadas, la pertenencia a ciertos grupos.
Una forma de los adolescentes de ingresar al mundo de los adultos, tener status, ser libres, independientes y gozar de la vida.
En la práctica ha sido todo lo contrario, entre más joven se inicie en el hábito del tabaquismo, mayores serán los problemas y los riesgos de padecer enfermedades crónicas, que tarde o temprano terminan con la vida de quien lo consume y de quienes los rodean de una forma prematura.
La publicidad disfrazada de información científica y a través de “especialistas médicos” a sido utilizada desde hace más de un siglo para hacer creer que tal producto o comportamiento es adecuado, sano, recomendable.
Ante las pruebas científicas de que el tabaco mata las tabacaleras han invertido en el desarrollo de los cigarrillos electrónicos, con el argumento de que son 90 por ciento menos dañinos.
Esto es absolutamente falso, el uso de los mismos expone a las vías respiratorias a recibir directamente productos en su estado líquido, de tal manera que se producen hongos y otros problemas que causan enfermedad de manera más inmediata que el humo del cigarro.
La cantidad de carga y los químicos que ingresan al organismo a través de las vías respiratorias no es medible, ya que cada usuario lo hace de manera individual.
Si el cigarrillo tradicional causa daño largo plazo, el electrónico afecta en un tiempo menor.
Los niños/as y jóvenes están siendo bombardeados a través de redes sociales, con publicidad engañosa, las tabacaleras contratan a líderes de opinión, influencers y personajes de moda para que promuevan sus productos.
Videos de jovencitos disfrutando estos productos, realizando figuras con el humo, modelos vistosos que combinen con la vestimenta son promovidos en redes.
Los grupos pro vapeo que son financiadas por la industria tabacalera para realizar foros, congresos y otros eventos públicos está documentada.
Ethos Laboratorio de Políticas Públicas ha puesto en evidencia las estrategias que usa la industria tabacalera en México para debilitar las políticas de control delo tabaco.
Desde la interferencia en los procesos politicos y legislativos , hasta como ha manejado la publicidad de sus mal llamados “productos de daño reducido” am través de influencers para impactar directamente a la población más joven.
La salud y el bienestar de las y los consumidores queda de lado cuando lo que importa son las ventas mundiales de estos nuevos dispositivos por millones de dólares, 16 mil par Bristish American Tobacco0 en 2018 y más de 5, mil 500 para Philip Morris internacional en 2019.
En México “ México y el Mundo Vapeando” y “ Pro vapeo México” reciben financiamiento hasta por 160 millones de dólares .
No hay que olvidar que el cigarro el responsable del 8.4 por ciento de las muertes al año, afectando a los grupos más vulnerables de la población y que no se trata de sustituirlo por sus mal llamados productos “menos dañinos” sobre los que se tiene poca investigación y que de forma empírica se sabe que causan daño en menor tiempo. (alciayolandar@hotmail.com)

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 + 20 =