Prevención de Enfermedades Colaboradores Medicina Preventiva

Autocuidado ¿Algo que debamos saber?

Dr. Leonel Arguello Yrigoyen, médico especialista en Epidemiología

https://www.facebook.com/PorTuSaludNicaragua/

El ser humano nace para tener salud, la enfermedad la rompe, ya sea por la herencia, el medio ambiente contaminado, deterioro económico, así como las conductas, prácticas y estilos de vida no saludables.

El autocuidado, es el cuidado de sí mismo, es estar atentos a lo que nos sucede en nuestro organismo, lo que pensamos y sentimos para alcanzar un estado de bienestar físico y psicológico. Es tomar las medidas para cuidar de nosotros mismos y de nuestras necesidades físicas, emocionales, mentales, financieras, ambientales y espirituales. Sin embargo, cada cual es responsable de su salud y de su propio bienestar, que incidirá en su familia y su entorno, creando el gobierno las condiciones para que cada persona lo logre.

Tenemos autocuidado emocional, físico, intelectual, espiritual y social, recordando que cada ser humano es único, el autocuidado es similar y en algunos casos diferente para cada uno de nosotros y recomiendo hacerles caso a nuestros instintos. Son acciones individuales para alcanzar una mejor calidad y mayor esperanza de años por vivir.

Los beneficios del autocuidado son prevenir los casos de infartos y Diabetes tipo 2 en un 75% y reducir el cáncer en un 40% (OMS),  mejorar tu productividad, aprender a decir «no» a las cosas que no nos parecen y se extienden demasiado y comenzar a hacer tiempo para las cosas que son más importantes. Mejorar tu autoestima al conocernos y valorarnos mejor, al pensar en lo que realmente necesitamos y nos gusta hacer, nos apasiona, inspira y nos motiva para hacer cambios positivos y sobre todo, abandonar aquella excusa permanente, cuando decimos, que no tengo tiempo.

El primer paso hacia el cambio positivo es reflexionar acerca de nuestros hábitos diarios, a fin de aplicar los cambios necesarios que favorezcan nuestra salud física y mental. Luego es aplicar una serie de recomendaciones como el consumir más vegetales, verduras y frutas, menos azúcar y sal, hacer actividades físicas diarias para mejorar el bienestar corporal, desahogarnos y liberar el estrés. Dormir 6 a 8 horas diarias y mantener buenos hábitos de higiene personal. Fomentar la interacción social, el sano esparcimiento y recreación. Es muy importante reconocer nuestros logros y recompensarnos por los avances obtenidos, igualmente aceptar las críticas constructivas, que contribuyan a nuestro crecimiento como personas. Utilizar mascarillas, lavarse las manos y mantener el distanciamiento físico y demás protocolos que protejan tu salud. Asistir regularmente al médico. Evitar hábitos dañinos como los cigarrillos, drogas y comida chatarra.

Es saludable reconocer nuestras emociones, sentirlas, aceptarlas y seguir adelante, no existen emociones buenas o malas, simplemente es saber cómo responder a ellas. Para algunas personas tener un diario ayuda, darse tiempo para sí mismo, reflexionar, meditar, pedir apoyo a familiares, amigos o profesionales, expresar sus sentimientos, pintar, bailar, leer, escribir, reír, dibujar, llorar, ver películas o videos, hacer un rompecabezas o crucigrama, aprender algo nuevo, comenzar un proyecto, ejercitar nuestra mente, estimular el pensamiento crítico y la creatividad o un deporte. Unirse a una clase, cocinar algo nutritivo, pasar tiempo en la naturaleza, salir con amigos y conectarse con los que están lejos.

El autocuidado es un hábito que podemos fomentar cada día. No tienes que realizarlo todo de una vez, los pasos pequeños y poco a poco también te llevan a cumplir el propósito de cuidarte. Enfocarnos en nuestras necesidades y hacer del autocuidado una prioridad, nos brindará mejores resultados en todas las áreas de nuestra vida.

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 4 =