Colaboradores

¿Y si te cruzas la luz roja del semáforo?

Se le conoce como oportunidad perdida, cuando una persona visita una unidad de salud y no se capta de forma precoz alguna patología que puede tratarse prontamente, no impidiendo su evolución dañina y las complicaciones que pudiese traer. 

Los semáforos son señales luminosas que indican quién debe pasar o detenerse, en el caso de un peatón cuándo debe cruzar una calle o en el caso de un conductor cuándo debe esperar porque es el turno de los peatones o cuándo circular.

Se usa hace más de 100 años y sus colores provienen del control de la circulación de los trenes de hace varios siglos, para que pararan con la luz roja o siguieran con la verde.

Independientemente de que los colores en la naturaleza demuestran belleza, en la ciudad el rojo es peligro, amarillo precaución y verde sin riesgo, nos hemos acostumbrado a su significado y adaptamos nuestro comportamiento basado en dichos colores. De hecho, muchas comunidades utilizan el semáforo de la COVID-19, como forma de alertar a la población para que mantengan o incrementen las medidas de prevención.

Aglomerar gente o permitir que estén en un molote, es exactamente igual que promover que el conductor o el peatón se cruce el semáforo en rojo, básicamente es colocar a la persona en el mayor riesgo posible de un accidente o de contagiarse de una enfermedad.

En ambos casos existe el fenómeno de la distracción, para el conductor, la música, el celular, el mensaje de texto, algo que le llame la atención en el entorno, en el caso del contagio es el ambiente creado de falsa seguridad, donde la persona se le oculta el riesgo o se le pone el semáforo en verde a sabiendas que al otro lado está en verde y vas a provocar una colisión con el riesgo que conlleva. Quitarle a la persona su derecho de conocer el riesgo de decidir sobre su conducta es grave.

Recuerdo que cuando surgió el SIDA yo decía que tenerlo y no usar preservativo, era igual de criminal que disparar una ametralladora a la gente que va pasando, ahora con la COVID-19, se repite.

Usted debe buscar información confiable para tomar su decisión de protegerse y proteger a los demás. Recuerda que el virus no discrimina, afecta ricos y pobres, de cualquier religión, etnia o nivel educativo y de cualquier lugar, es su decisión, está en sus manos el evitarlo. 

DEJAR UNA RESPUESTA

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

thirteen − six =