Ciencia

Obtienen imagen de proteína del VIH que ataca células inmunes

Utilizaron cristalografía de rayos X para examinar la estructura del envoltorio Env. La composición de este elemento es difícil de examinar, pues se desmorona en la superficie
image

Obtienen imagen de proteína del VIH que ataca células inmunes

Científicos estadunidenses que buscan desentrañar el VIH, causante del sida, lograron capturar la imagen más clara hasta ahora obtenida de una proteína que permite que este mortal virus ataque las células inmunes humanas, reveló un estudio.

Especialistas del Instituto de Investigación Scripps (TSRI, por sus siglas en inglés) y de la universidad Weill Cornell Medical College han logrado obtener una vista detallada de la estructura atómica de la proteína que envuelve el VIH, el virus de inmunodeficiencia humana.

El hallazgo podría allanar el camino a una vacuna contra el virus, según el estudio publicado el jueves en la revista estadunidense Science.

Science.

Para desarrollar una vacuna se debe entender qué partes de esa importante proteína trimérica pueden ser reconocidas por anticuerpos ampliamente neutralizantes, dijo Bridget Carragher, bióloga celular del TSRI .

Para desarrollar una vacuna se debe entender qué partes de esa importante proteína trimérica pueden ser reconocidas por anticuerpos ampliamente neutralizantes

“Para entender lo anterior, hay que comprender qué aspecto tiene la estructura de esa entidad.

Una vez hecho esto, se puede comenzar a diseñar una vacuna que imite a esa entidad, provoque una respuesta de anticuerpos y consiga que el ser humano combata el virus real cuando aparezca.

Una vez hecho esto, se puede comenzar a diseñar una vacuna que imite a esa entidad, provoque una respuesta de anticuerpos y consiga que el ser humano combata el virus real cuando aparezca.

Aunque se han utilizado fármacos antivirales muy avanzados para tratar el VIH en muchos países desarrollados, hasta ahora no se ha logrado una vacuna contra esta infección.

El fracaso en el desarrollo de una vacuna suele atribuirse a la compleja naturaleza de la proteína de envoltorio del VIH, conocida como Env.

La delicada estructura de Env ha obstaculizado los esfuerzos para obtener la proteína en forma que permita la formación de imágenes de resolución atómica necesarias para comprenderla cabalmente.

Tiende a desmoronarse, por ejemplo, incluso cuando está en la superficie del virus, por lo que para estudiarla tenemos que lograr que sea más estable, dijo Andrew Ward, biólogo del TSRI.

Sin embargo, los investigadores lograron diseñar una versión del trímero Env, estructura de tres componentes, con la estabilidad necesaria para la formación de imágenes de resolución atómica.

Los científicos pudieron hacerlo utilizando imágenes de vanguardia y microscopía electrónica. El uso de la cristalografía de rayos X permitió examinar el trímero con más detalle que en intentos anteriores.

Los datos también les permitieron hacer comparaciones con las proteínas de envoltorio de otros virus mortales, como la gripe y el ébola.

 

 

Fuente: La Jornada

El fracaso en el desarrollo de una vacuna suele atribuirse a la compleja naturaleza de la proteína de envoltorio del VIH, conocida como Env.

La delicada estructura de Env ha obstaculizado los esfuerzos para obtener la proteína en forma que permita la formación de imágenes de resolución atómica necesarias para comprenderla cabalmente.

Tiende a desmoronarse, por ejemplo, incluso cuando está en la superficie del virus, por lo que para estudiarla tenemos que lograr que sea más estable, dijo Andrew Ward, biólogo del TSRI.

Tiende a desmoronarse, por ejemplo, incluso cuando está en la superficie del virus, por lo que para estudiarla tenemos que lograr que sea más estable

Sin embargo, los investigadores lograron diseñar una versión del trímero Env, estructura de tres componentes, con la estabilidad necesaria para la formación de imágenes de resolución atómica.

Los científicos pudieron hacerlo utilizando imágenes de vanguardia y microscopía electrónica. El uso de la cristalografía de rayos X permitió examinar el trímero con más detalle que en intentos anteriores.

Los datos también les permitieron hacer comparaciones con las proteínas de envoltorio de otros virus mortales, como la gripe y el ébola.

 

 

Fuente: La Jornada