Enfermedades

Aumenta la tasa de melanoma entre los adultos jóvenes

El aumento en el uso de las cámaras de bronceado incide en la tendencia hacia el crecimiento de la tasa de melanoma a esto se suman las quemaduras solares en la niñez y la exposición a rayos ultravioleta (UV) en la adultez.
image

Aumenta la tasa de melanoma entre los adultos jóvenes

Una investigación reciente resalta un dramático aumento en las tasas de melanoma, una forma de cáncer de piel potencialmente letal, entre los adultos jóvenes. Las mujeres jóvenes son las más afectadas.

Según el estudio, la incidencia de melanoma aumentó ocho veces entre las mujeres jóvenes y cuatro veces entre los hombres jóvenes de 1970 a 2009.

Los hallazgos provienen de un estudio donde los investigadores observaron primeros diagnósticos de pacientes de melanoma de 18 a 39 años de edad entre 1970 y 2009.

Los dermatólogos apuntaron que esos hallazgos se hacen eco de lo que ven en sus propios consultorios.

Resaltaron además que el aumento en el uso de camas de bronceado bajo techo es uno de los principales motivos de la tendencia, pero las quemaduras solares en la niñez y la exposición a rayos ultravioleta (UV) en la adultez podrían también contribuir al riesgo de melanoma. Los hallazgos aparecen en la edición de abril de la revista Mayo Clinic Proceedings.

Aunque las tasas de melanoma han aumentado, el estudio mostró que menos personas mueren de cáncer de piel. Los investigadores dan el crédito de las mejores tasas de supervivencia a la detección precoz del cáncer de piel y a una atención médica puntual.

"Ahora, las personas tienen más consciencia sobre su piel y la necesidad de ir al médico si ven cambios", apuntó en una declaración un dermatólogo de la Clínica Mayo, el Dr. Jerry Brewer. "Como resultado, se pueden detectar muchos casos antes de que el cáncer progrese a melanoma profundo, que es más difícil de tratar".

La Dra. Jennifer Stein, profesora asistente del departamento de dermatología Ronald O. Perelman del Centro Médico Langone de la NYU en la ciudad de Nueva York, afirmó que ve a muchos jóvenes, sobre todo mujeres jóvenes, con melanoma.

"La concienciación sobre el cáncer de piel ha aumentado, y aunque hay mucha información sobre los peligros de las camas de bronceado, la gente sigue usándolas", lamentó Stein.

Otros riesgos para el melanoma incluyen los antecedentes familiares o personales de la enfermedad, y una gran cantidad de lunares de aspecto inusual. "Las personas que han sufrido de melanoma están en mayor riesgo de tener otro", advirtió. "Es importante revisarse la piel en casa e ir al dermatólogo si ve algo que le preocupe".

¿Cómo saberlo? Busque lunares que sigan la regla del ABCD, aconsejó la Dra. Alicia Terando, oncóloga quirúrgica del Hospital Oncológico James de la Universidad Estatal de Ohio, en Columbus. "'A' es por asimetría, o sea que una mitad del lunar sea de un tamaño distinto a la otra. 'B' es por irregularidades en los bordes. 'C' quiere decir color. Con frecuencia, los melanomas tienen un color marrón, canela y negro. La 'D' es por el diámetro. La mayoría de melanomas tienen un tamaño superior a los 6 milímetros. Un melanoma es el lunar que sobresale"