Enfermedades

Con acutomomedicina evitan operación por el síndrome de túnel del carpo

Este padecimiento no sólo tiene su origen en el uso excesivo del mouse. A diferencia de la cirugía, que se practica para solucionar el problema, esta técnica permite la pronta recuperación del paciente y la reintegración a sus actividades normales inmediatamente después de la terapia.
image

Con acutomomedicina evitan operación por el síndrome de túnel del carpo

Especialistas de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMH), del Instituto Politécnico Nacional (IPN), aplican un tratamiento con acutomomedicina en pacientes con el síndrome de túnel del carpo, que es una neuropatía por compresión del nervio mediano a nivel de la muñeca que paulatinamente genera discapacidad y, en las etapas avanzadas, es tratado mediante cirugía.
Para mejorar la calidad de vida de quienes lo padecen, los especialistas diseñaron un tratamiento con esta técnica mínimamente invasiva de pronta recuperación, la cual permite la reintegración del paciente a sus actividades normales inmediatamente después de la terapia, y con ello se evita la cirugía.
El especialista Eduardo Rodríguez Guerrero asesora un protocolo de investigación, que permitirá obtener el título de Especialista en Acupuntura Humana a Gabriela Amaya Ibarra, alumna de la ENMH, quien explicó que el aumento de la presión dentro del túnel carpiano genera una reducción en las funciones del nervio a ese nivel, lo cual provoca dolor en la muñeca, sensación de calambres o adormecimiento en los dedos pulgar, índice y medio.
“En etapas avanzadas, el síndrome es discapacitante, debido a que los dolores son tan fuertes que dificultan a las personas la realización de tareas cotidianas como levantar objetos, abrir o cerrar envases, abrir una puerta e incluso abotonarse las prendas de vestir”, agregó en un boletín de esa casa de estudios (30/04/12).
Amaya Ibarra mencionó que aunque el padecimiento se puede generar por el constante uso del mouse de la computadora, no es un padecimiento exclusivo de esa actividad. “Los factores de riesgo están asociados por llevar a cabo durante tiempos prolongados movimientos repetitivos con las manos, como los efectuados con herramientas vibratorias,
máquinas de escribir, computadoras, así como por mantener posturas de flexión y extensión de dedos, mano y muñeca”.
Refirió que esta patología se trata de manera convencional con fármacos, como antiinflamatorios no esteroideos, diuréticos e incluso esteroides, para aliviar los dolores nocturnos se indica el uso de una férula braquipalmar y magnoterapia, así como la práctica de cirugía cuando la patología se encuentra en la etapa avanzada, pero el proceso de rehabilitación es tardado.
La especialista de la ENMH indicó que con el propósito de evitar las reacciones adversas de los medicamentos que se emplean para dar tratamiento a este síndrome, y a fin de evitar la cirugía y rehabilitación post operatoria, como parte del protocolo utilizan la acutomoterapia para resolver el problema de salud en un periodo corto.
Indicó que esta técnica consiste en restablecer los tejidos blandos que se lesionan luego de someterlos a movimientos irritativos e intensos que provocan un fenómeno inflamatorio, que finalmente deriva en fibrosis. “El acutomo es una aguja especial que permite realizar cortes específicos en el tejido fibrosado y devolver la elasticidad y resistencia, en este caso se quitan las fibras de colágeno acumuladas en el nervio y con ello se logra la adecuada innervación”.
Señaló que el protocolo de investigación incluye el tratamiento de pacientes con este síndrome, por lo que hizo extensiva una invitación para que las personas que deseen participar en el proyecto acudan de lunes a viernes, de 7 a 14 horas, a la Clínica de Acupuntura de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía, localizada en Guillermo
Massieu Helguera número 239, Fraccionamiento La Escalera Ticomán, delegación Gustavo A. Madero, o ponerse en contacto con la doctora Gabriela Amaya Ibarra, a través del correo electrónico gabriela_amib@hotmail.com.