Enfermedades

Con células madre disminuyen efectos negativos de la quimioterapia

Investigadores de EU aplicaron el estudio en tres pacientes. La revista Science Translational Medicine reveló buenos resultados de un estudio practicado en EU a tres pacientes con cáncer, quienes recibieron sus propias células madres modificadas genéticamente para resistir los efectos negativos de la quimioterapia.
image

Con células madre disminuyen efectos negativos de la quimioterapia

La revista Science Translational Medicine publicó los resultados de un estudio acerca del uso de células madre para blindar el cuerpo de los efectos secundarios ocasionados por la quimioterapia en los casos de cáncer.

La revista Science Translational Medicine publicó los resultados de un estudio acerca del uso de células madre para blindar el cuerpo de los efectos secundarios ocasionados por la quimioterapia en los casos de cáncer.

Las células madre fueron genéticamente modificadas para proteger la médula ósea, que es muy afectada durante dicho tratamiento, publicó El Universal, que cita a BBC Mundo (10/05/12).

Las células madre fueron genéticamente modificadas para proteger la médula ósea, que es muy afectada durante dicho tratamiento, publicó El Universal , que cita a BBC Mundo (10/05/12).

Es posible que durante el tratamiento se produzcan pocas células blancas en la sangre, aumentando el riesgo de alguna infección y provocando una disminución de los glóbulos rojos, lo que ocasiona cansancio y falta de aire, así que la quimioterapia debe ser suspendida o demorada.

E s posible que durante el tratamiento se produ zcan pocas células blancas en la sangre, aumentando el riesgo de alguna infección y provocando una disminución de los glóbulos rojos, lo que ocasiona cansancio y falta de aire, así que la quimioterapia debe ser suspendida o demorada.

Los investigadores del Centro de Investigación en Cáncer Fred Hutchison, en Seattle, trataron de blindar la médula ósea de tres pacientes con cáncer cerebral o glioblastoma.

Los investigadores del Centro de Investigación en Cáncer Fred Hutchison, en Seattle, trataron de blindar la médula ósea de tres pacientes con cáncer cerebral o glioblastoma.

Para ello se tomó la médula ósea de los pacientes y así como células madre precursoras de sangre que fueron aisladas. Se utilizó, también, un virus para infectar a las células con un gen que las protege de un agente activo de la quimioterapia. Luego las células infectadas fueron implantadas en los pacientes.

Para ello se tomó la médula ósea de los pacientes y así como células madre precursoras de sangre que fueron aisladas. Se utilizó, también, un virus para infectar a las células con un gen que las protege de un agente activo de la quimioterapia. Luego las células infectadas fueron implantadas en los pacientes.

El resultado fue que los pacientes toleraron mejor la quimioterapia y sin efectos negativos. Las personas intervenidas han sobrevivido más del tiempo esperado de 12 meses, incluso uno se encontraba vivo después de 34 meses del tratamiento.

El resultado fue que los pacientes toleraron mejor la quimioterapia y sin efectos negativos. Las personas intervenidas han sobrevivido más del tiempo esperado de 12 meses, incluso uno se encontraba vivo después de 34 meses del tratamiento.

Los investigadores comentaron que este es un enfoque modelo para otro tipo de situaciones donde la médula ósea es afectada por el tratamiento de cáncer.

Los investigadores comentaron que este es un enfoque modelo para otro tipo de situaciones donde la médula ósea es afectada por el tratamiento de cáncer.

El link para ver el texto en inglés es: http://stm.sciencemag.org/content/4/133/133ra57.

El link para ver el texto en inglés es: http://stm.sciencemag.org/content/4/133/133ra57 http://stm.sciencemag.org/content/4/133/133ra57 .