Enfermedades

Desarrollan nueva terapia contra el lupus

La inyección produce una reacción del sistema inmunológico que neutraliza el interferón alfa. El tratamiento contra este trastorno, por el cual el sistema inmunológico ataca los tejidos sanos, neutraliza una proteína llamada interferón alfa, que se ve en mayores cantidades en los pacientes con la enfermedad
image

Desarrollan nueva terapia contra el lupus

Washington. La empresa de biotecnología Neovacs, con sede en Francia, desarrolló una nueva terapia –similar a una vacuna– contra el lupus, una enfermedad autoinmune que puede ser mortal. Los investigadores dijeron en una conferencia en Estados Unidos que este tratamiento ha mostrado resultados prometedores en los primeros ensayos clínicos realizados en pacientes europeos.

El nuevo tratamiento contra este trastorno, por el cual el sistema inmunológico ataca los tejidos sanos, neutraliza una proteína llamada interferón alfa, que se ve en mayores cantidades en los pacientes con lupus y puede ser conductora de inflamación crónica y autoinmunidad.

“Es una idea fascinante para mí, que uno se esté inmunizando contra un elemento de su sistema inmunológico que está sobregirado”, afirmó Joan Merrill, directora médica de la Fundación del Lupus de Estados Unidos, que no participó en la investigación, de acuerdo con una nota de Afp (8 de noviembre de 2011).

Las inyecciones de esta inmunoterapia llamada Kinoid demostraron ser seguras en ensayos de fase I/II en un pequeño número de pacientes europeos, que desarrollaron anticuerpos contra el interferón alfa, anunció Neovacs en la reunión científica del Colegio Estadunidense de Reumatología (ACR, por su sigla en inglés), en Chicago.

“La inyección de Kinoid produce una reacción del sistema inmunológico, lo que resulta en la producción de varios anticuerpos que neutralizan el interferón alfa”, señaló el presidente ejecutivo de Neovacs, Guy-Charles Fanneau de La Horie.

“Lo que estamos proponiendo es un tratamiento muy simple y muy fácil de seguir por el paciente”, indicó en una entrevista telefónica antes de la presentación formal de los resultados en Chicago.

El tratamiento consiste en un trío de inyecciones en el primer mes, seguido de una inyección tres o cuatro meses después.

Tras un pequeño ensayo aleatorio, hay más pruebas clínicos previstas y un estudio de fase IIb podría comenzar a mediados del próximo año, dijo Piers Whitehead, vicepresidente de desarrollo corporativo de Neovacs.

“Creemos que una ventaja clave de nuestro enfoque es que sabemos que podemos neutralizar los 13 subtipos (de interferón alfa) con nuestro producto”, sostuvo.

Los investigadores también fueron capaces de ver los cambios en el perfil de expresión génica en algunos pacientes con demasiado interferón, lo cual es un signo prometedor de que el tratamiento está funcionando, a pesar de que es demasiado pronto para llamarlo cura.

En marzo, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por su sigla en inglés) de Estados Unidos aprobó  el primer fármaco para tratar el lupus en 56 años.

Benlysta, desarrollada por el estadunidense Human Genome Sciences y el británico GlaxoSmithKline, apunta a una proteína diferente que el Kinoid de Neovacs.

Benlysta es un tratamiento intravenoso, un anticuerpo monoclonal, y es la primera terapia que aparece en el mercado estadunidense desde el Plaquenil en 1955. La aspirina fue aprobada para tratar el lupus en 1948.

El lupus provoca úlceras, fatiga, hinchazón, dolor en el pecho y problemas de coagulación, afecta a las mujeres en edad fértil con más frecuencia que a los hombres, y es particularmente común en las mujeres negras.

Cinco millones de personas en todo el mundo tienen lupus, que generalmente se desarrolla entre los 15 y 44 años. Sus orígenes son inciertos y no hay cura conocida.