Enfermedades

En el tratamiento del vitiligo es recomendable dar atención psicológica

Esta enfermedad tiene origen multifactorial, pues se puede presentar por herencia, por problemas endocrinos, diabetes tipo 1, anemia perniciosa, estrés y eventos sicológicos traumáticos.
image

En el tratamiento del vitiligo es recomendable dar atención psicológica

El vitiligo tiene origen multifactorial, pues se puede presentar por herencia, por problemas endocrinos, diabetes tipo 1, anemia perniciosa, estrés y eventos sicológicos traumáticos, señaló Rosa María Ponce, profesora del posgrado en dermatología de la Facultad de Medicina (FM) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Las manchas blancas que aparecen en la piel tienen efectos emocionales debido a que hay pacientes que acumulan estrés y frustración por padecer este mal. Por eso es importante la asistencia de un psicólogo, para evitar más angustia, lo que puede generar que aumenten las manchas. Esta enfermedad no es infecciosa ni contagiosa, pero está estigmatizada socialmente, aseveró la especialista en una nota publicada por el diario La Jornada el 4 de agosto de 2011.

La Jornada

La investigadora universitaria explicó que es genético, porque se presenta en varias generaciones de algunas familias. También se asocia con enfermedades endocrinas, como la diabetes tipo 1 (insulinodependiente), el hipertiroidismo y el hipotiroidismo, así como con un tipo de anemia, llamada perniciosa.

Agregó que otros factores son el estrés y la reacción sicológica a algunos hechos. Después de un evento traumático es común que el paciente lo desarrolle. Un accidente, la muerte de un ser querido o un asalto son traumatizantes y pueden causar la pérdida del color de la piel en algunas zonas del cuerpo.

El vitiligo se caracteriza por producir manchas blancas en algunas zonas de la piel como cara, brazos, manos, piernas, pies, genitales, rodillas, codos y axilas. Es una enfermedad causada por el mal funcionamiento de los melanocitos, células encargadas de la pigmentación, afirmó.

Quienes la padecen deben cuidarse de la exposición a los rayos solares, pues las manchas cutáneas carecen de la protección natural de la melanina.

Por desconocimiento, quienes viven con esta enfermedad en muchas ocasiones también tienen que enfrentar el estigma social. Los principales efectos son emocionales; los pacientes acumulan estrés y frustración ante un padecimiento visible y se sienten discriminados por su aspecto físico, destacó Ponce Olivera, también jefa del Servicio de Dermatología del Hospital General de México de la Secretaría de Salud. Subrayó que se trata de una enfermedad común, por lo que conminó a la ciudadanía a no estigmatizar a quienes la padecen.

Los medicamentos para controlarlo pueden ser de aplicación  cutánea y orales, pero también está la fototerapia, que da radiaciones muy controladas de luz ultravioleta A y B para estimular la generación del color. Este método permite estimular la producción de melanina que se ha perdido, detalló la especialista.

En una biopsia, lo que se ve en una piel afectada es que el melanocito, la célula del color que forma la melanina, pasa por un fenómeno inmunológico, está inflamada o destruida. Los medicamentos sirven para regular esa inmunidad y la producción de melanina.

Si bien la enfermedad no es reversible, sí es controlable. Incluso hay maquillajes cosmocéuticos, es decir, que combinan lo cosmético y lo farmacéutico, que permiten disimular las marcas en sitios como el rostro.