Enfermedades

Identifican estructura de la hepatitis C

Mediante la identificación de la estructura de la proteína externa del virusvlos científicos estarán en mejores condiciones de desarrollar una vacuna que dirija el sistema inmune a las regiones vulnerables al virus con el fin de prevenir la infección.
image

Identifican estructura de la hepatitis C

Científicos de la Universidad de Rutgers (Estados Unidos) han determinado la estructura de
una proteína de la superficie de la hepatitis C, un hallazgo que podría ayudar a desarrollar una vacuna para frenar la propagación de esta enfermedad mortal que ha infectado a 3,2 millones de estadounidenses.

El autor principal del trabajo, Joseph Marcotrigiano, profesor asociado de Química y Biología
Química de Rutgers destaca que esta nueva investigación, publicada en la edición digital
de "Nature", describe una región externa de la hepatitis C que permite al virus evadir la respuesta del sistema inmunológico natural del cuerpo, causando infección persistente crónica.

La hepatitis C muta constantemente, lo que le permite infectar una célula huésped y evadir la
respuesta inmune, causando una infección crónica que puede ser difícil de tratar. Mediante la
identificación de la estructura de la proteína externa del virus, según Marcotrigiano, los científicos estarán en mejores condiciones de desarrollar una vacuna que dirija el sistema inmune a las regiones vulnerables al virus con el fin de prevenir la infección.

"Los virus son inteligentes y es una batalla constante mantenerlos alejados", apunta
Marcotrigiano, quien realizó el estudio con colegas del Centro de Biotecnología Avanzada y
Medicina en Rutgers y la Escuela de Medicina de la Universidad de Emory, en Druid Hills, Atlanta,Estados Unidos. "Por ello, el desarrollo de una vacuna es muy importante. Siempre es mejorprevenir la infección a través de una vacuna efectiva que luego tratar cuando se ha establecidouna infección crónica", agrega.

El virus de la hepatitis C es un importante problema de salud mundial con 160 millones de
personas infectadas en todo el mundo, alrededor de cuatro veces más personas que las que
portan el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH). La mayoría de las personas infectadas no muestran síntomas hasta que el virus, la causa número uno de trasplante de hígado, ha causado graves daños a este órgano.














Fuente: Agencias