Enfermedades

La artritis no es causada por cambios bruscos de temperatura

Entre los mayores mitos que se manejan en torno a la aparición de la artritis reumatoide están los cambios bruscos de temperatura, como el frío, la lluvia , la humedad, pero esto es falso.
image

La artritis no es causada por cambios bruscos de temperatura

Por: Alicia Yolanda Reyes

Por: Alicia Yolanda Reyes

El  jefe de reumatología pediátrica del Hospital General de Occidente Gabriel Vega Cornejo especificó que la artritis reumatoide se caracteriza por inflamación de las articulaciones, que se hinchan y se sienten calientes, además de que el dolor llega a ser intolerante e incapacitan a las personas para realizar muchas de sus tareas cotidianas.

Las y los pacientes reportan que en las primeras horas de la mañana presentan rigidez en las articulaciones, que ceden poco a poco según avanza el día.

Algunas personas utilizan agua caliente para poder lidiar con la rigidez de manos y rodillas y poder iniciar sus labores.

Mercedes de 60 años señala,” al principio no entendía cómo era posible que al despertar en lugar de sentirme descansada después de siete u ocho hora de sueño, me costara tanto trabajo salir de la cama y empezar a caminar”.

El especialista explicó que esa situación se presenta porque las articulaciones “están frías”, y se requiere alrededor de 30 minutos para que se calienten y las personas puedan tener una movilidad aceptable.

Explicó que la artritis reumatoide como tal, es la enfermedad del adulto, mientras que la artritis ideopática juvenil se presenta en los pacientes pediátricos.

Esta patología se presenta a cualquier edad, y en el mismo porcentaje en adultos y niños. La diferencia es que en el caso de los adultos afecta directamente las articulaciones y en el caso de los menores tiene variantes como divearticular, poliarticular y  distémica

En el caso de la divearticular se afectan por lo menos cuatro articulaciones; en la poliarticular son cinco o más las articulaciones involucradas y en la sistémica se presenta crecimiento del hígado, vaso y fiebre, además de la artritis.

En el caso de los adultos la artritis tiene una evolución diferente, y presenta anticuerpos que llegan a dañar otros órganos, cuando no se controla.

Por esa razón es importante que a los primeros síntomas, de rigidez matutina, dolores articulares y otros se acuda al médico para recibir un tratamiento precoz que ayude a mantener la patología a raya.

Las causas exactas de la artritis se desconocen, señaló el especialista pero tienen relación con la genética, infecciosos o del medio ambiente que pueden detonar la presencia de la artritis.

Pero el hecho de planchar y mojarse las manos, o tener cambios extremos de temperatura, no producen la artritis, aunque si la hacen más visible.

La artritis reumatoide se presenta en mayor grado en pacientes del sexo femenino, aunque algunos hombres también pueden presentarla.

La diferencia entre vivir con la artritis realizando las labores diarias de forma normal y terminar con malformaciones en manos, píes y otras articulaciones, está relacionada con los estilos de vida.

Hacer ejercicio, seguir un tratamiento y mantenerse activa en todos sentidos ayuda a que la patología no avance. Por eso es importante recibir atención médica lo antes posible.