Enfermedades

Marcador de Alzheimer predeciría evolución de la enfermedad

Un nuevo marcador de la enfermedad de Alzheimer permitiría predecir la tasa de disminución de la capacidad mental de un paciente en los años siguientes al diagnóstico
image

Marcador de Alzheimer predeciría evolución de la enfermedad

Un nuevo marcador de la enfermedad de Alzheimer permitiría predecir la tasa de disminución de la capacidad mental de un paciente en los años siguientes al diagnóstico, de acuerdo con un estudio clínico publicado en Estados Unidos.

La presencia de altos niveles de la proteína VILIP-1 en el líquido cefalorraquídeo, conocido como LCR, de 60 enfermos de Alzheimer en etapas tempranas de la enfermedad está vinculada a un deterioro más rápido de la capacidad mental de esos pacientes en los años posteriores, señaló el estudio.

Aunque los investigadores estiman necesario confirmar estos resultados en estudios clínicos más amplios, destacaron que los datos recogidos indican ya que este marcador (VILIP-1) podría ser superior a todos los utilizados anteriormente para predecir la progresión de la enfermedad de Alzheimer, una degeneración mental irreversible.

“VILIP-1 parece ser un muy buen indicador del daño en las células cerebrales causado por la enfermedad de Alzheimer”, dijo Rawan Tarawneh, profesora adjunta de neurología en la Universidad de Jordania y autora principal de este trabajo publicado en la revista estadounidense Neurologie de fecha 6 de marzo.

Tarawneh trabajó anteriormente en la Escuela de Medicina de la Universidad de St. Louis (Misuri, centro) , donde se realizó el estudio. “Este marcador puede ser útil para pronosticar la progresión de la enfermedad y evaluar nuevos tratamientos en ensayos clínicos”, dijo en un comunicado.

Los científicos creen que la VILIP-1 actúa como un sensor de calcio en las células cerebrales. Esta proteína se libera en el líquido cefalorraquídeo cuando las células del cerebro se dañan y, según los investigadores, pondría de manifiesto la magnitud del daño causado por la enfermedad de Alzheimer.

Una investigación anterior realizada por Tarawneh y otros científicos había demostrado que los individuos sanos, pero con altos niveles de VILIP-1, mostraron un riesgo mucho más alto que el promedio de desarrollar deterioro cognitivo y enfermedad de Alzheimer en los dos o tres años siguientes.

Con información de Afp