Enfermedades

Método LIRA para identificar criaderos del Aedes aegypti

El dengue es una infección transmitida por mosquitos que en los últimos decenios se ha convertido en un importante problema de salud pública internacional. El dengue aparece en las regiones tropicales y subtropicales de todo el mundo, principalmente en zonas urbanas y semiurbanas.
image

Método LIRA para identificar criaderos del Aedes aegypti

LIRAdo es el nombre utilizado para designar el método de monitoreo entomológico que puede realizarse rápidamente a fin de identificar los criaderos más relevantes del mosquito Aedes aegypti, lo que permite establecer los riesgos para la comunidad de una epidemia de dengue,

Este método aplicado en países como Brasil y algunas localidades de Argentina posibilita direccionar las acciones de control hacia las áreas de mayor riesgo y evaluar la eficacia de las mismas y la rápida difusión de sus resultados permite movilizar a la comunidad para el control efectivo del mosquito transmisor.

LIRA es el Método con muestreo de Levantamiento de Índices Rápidos y se ha utilizado para monitorear los posibles criaderos de lo mosquito transmisor del dengue. El dengue es una enfermedad viral aguda que puede afectar a personas de cualquier edad, siendo más susceptibles los niños y las personas mayores y cuyo vector o agente transmisor es el mosquito Aedes aegypti

En Argentina el Gobierno trabaja en un plan de alcance nacional basado en la Estrategia de Gestión y Control Integrado del Dengue, formulada con la participación de la OPS/OMS.

Se busca mejorar el control del dengue y de la ocurrencia de fiebre amarilla, ya que ambos comparten el mismo vector, el mosquito Aedes aegypti.

Las acciones incluyen: capacitación de equipos de salud, vigilancia epidemiológica, garantizar la detección precoz y la implementación del tratamiento adecuado.

También promover el ordenamiento ambiental para disminuir el riesgo de transmisión, implementar laboratorios virológicos, garantizar la vacunación de los habitantes mayores de un año de los municipios de riesgo, capacitación de equipos de salud, compra de materiales y recursos, entre otras actividades.

La incidencia del dengue ha aumentado extraordinariamente en todo el mundo en los últimos decenios. Unos 2,5 mil millones de personas (dos quintos de la población mundial) corren el riesgo de contraer la enfermedad. La OMS calcula que cada año puede haber 50 millones de casos de dengue en todo el mundo.

Sólo en 2007 se notificaron más de 890 mil casos en las Américas, de los cuales 26 mil de Dengue hemorrágico.

La enfermedad es endémica en más de 100 países de África, las Américas, el Mediterráneo Oriental, Asia Sudoriental y el Pacífico Occidental. Las dos últimas son las regiones más afectadas. Antes de 1970 sólo nueve países habían sufrido epidemias de DH, cifra que en 1995 se había multiplicado por más de cuatro.

A medida que la enfermedad se propaga a nuevas zonas, no sólo aumenta el número de casos, sino que se están produciendo brotes explosivos. En 2007, en Venezuela se notificaron más de 80 000 casos, entre ellos más de 6 000 de DH.