Enfermedades

Neumólogos lanzan advertencia: cigarrillos mentolados aumentan la adicción

Neumólogos españoles expertos en tabaquismo advierten que el consumo de cigarrillos mentolados aumenta la adicción al tabaco y conllevan un mayor riesgo para la salud que los tradicionales, por lo que piden la prohibición del mentol como aditivo de estos productos.
image

Neumólogos lanzan advertencia: cigarrillos mentolados aumentan la adicción

El mentol favorece el hábito de fumar, crea mayor dependencia y dificulta el abandono del tabaco, explica en una nota de prensa el doctor Segismundo Solano, del Servicio de Neumología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid y uno de los tres autores del estudio.

Esto ocurre porque el mentol proporciona la sensación de una inhalación más fresca y profunda, y actúa como un analgésico local suavizando en las vías respiratorias el efecto de fumar.

Según Solano, los cigarrillos mentolados fomentan el tabaquismo, ya que "facilitan" el acto de fumar a los fumadores inexpertos o a los que rechazan la aspereza del tabaco.

En un artículo de la Revista Prevención del Tabaquismo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), este grupo de neumólogos subraya también que la adicción al tabaco es mayor entre los fumadores de cigarrillos mentolados que entre los tradicionales, ya que los primeros necesitan fumarse el primer cigarrillo de la mañana mucho antes.

Solano descarta asimismo que los cigarrillos mentolados sean más saludables.

"A menudo se les ha querido relacionar con los beneficios asociados con los remedios medicinales a base de mentol y se presentaban como una alternativa más saludable, pero está demostrado que esta idea es totalmente falsa y fumar siempre es dañino para la salud", explica.

Reclaman la retirada del mercado de los cigarrillos con mentol

El Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT) ha pedido retirar del mercado los denominados cigarrillos mentolados, productos "de aspecto inocente" pero, en realidad, "muy peligrosos, tanto por sus efectos potenciadores del hábito de fumar como por sus efectos dañinos en el organismo".

Según el CNPT, estos cigarrillos contienen "unas 600 sustancias se usan como aditivos de los productos del tabaco, una de ellas es el mentol" que, cuando se añade al tabaco, aumenta un 29 por ciento la porción de nicotina libre, potenciando el poder adictivo de esta sustancia.

Asimismo, el mentol dilata los bronquios, de modo que la nicotina "penetra profundamente en los pulmones y se inhala un 30 por ciento más de nitrosaminas y otros productos cancerígenos". Además, esta sustancia "enmascara el desagradable sabor del tabaco y hace el producto más aceptable durante los primeros consumos" y "disimula los efectos inmediatos y nocivos del tabaco en al tracto respiratorio".

"Los cigarrillos mentolados son aun más adictivos que los que no llevan mentol y tienen además la particularidad de caer en gracia a los más jóvenes", señala el CNPT, desde donde advierten de que el 65 por ciento de los menores los consumen.