Enfermedades

Obesidad, principal causa de los ronquidos

La somnolencia excesiva, segundo trastorno del sueño en el país. Alberto Labra, otorrinolaringólogo de la Clínica de Trastornos del Sueño de la UNAM, dijo que el exceso de peso explica la alta prevalencia de la enfermedad conocida como apnea obstructiva del sueño, la cual impide el descanso de las personas.
image

Obesidad, principal causa de los ronquidos

Contepec, Mich. En México la somnolencia excesiva afecta a 30 por ciento de la población, aunque, a diferencia de lo que ocurre a escala mundial, el principal trastorno del sueño no es el insomnio, sino los causados por problemas respiratorios y éstos, a su vez, son consecuencia del sobrepeso y la obesidad, afirmó Alberto Labra, otorrinolaringólogo de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El exceso de peso corporal, que afecta a 70 por ciento de los adultos y 30 por ciento de la población infantil en el país, explica la alta prevalencia de la enfermedad conocida como apnea obstructiva del sueño (roncar), la cual impide el descanso de las personas y ocasiona que durante el día estén cansadas y con deseos de dormir.

En algunas ocasiones, incluso se duermen, lo que también podría acarrear daños a la salud en el caso de la gente que conduce un automóvil o para quienes tienen una rutina laboral, pues están en peligro de un accidente.

En México, el trastorno del sueño más frecuente son los ronquidos. Alrededor de 45 por ciento de las consultas en la Clínica del Sueño son por ese problema, también conocido como apnea obstructiva del sueño. El sobrepeso provoca cambios en la estructura de la vía respiratoria alta, al grado de que ésta se cierra y el individuo deja de respirar por algunos segundos. Roncar es anormal en cualquier situación y edad, subrayó, de acuerdo con una nota publicada en La Jornada el 8 de diciembre de 2011.

La Jornada

Recomendó que las personas con esta condición deben acudir con el especialista a una clínica del sueño. La de la UNAM se localiza dentro del Hospital General de México, donde también son atendidos menores de edad.

El insomnio es el segundo motivo de consulta en esas unidades médicas y la mayoría tiene origen en una mala higiene del sueño, la cual se da cuando los afectados no tienen horarios estables para dormir, o utilizan la cama para actividades como leer y ver la televisión.

De acuerdo con el experto, las personas que se acuestan y no logran conciliar el sueño caen en prácticas poco saludables, como estar viendo el reloj y angustiarse por la cantidad de tiempo que han pasado despiertas y las pocas horas que les faltan para levantarse.

La primera recomendación para los pacientes es no tener el reloj a la vista y, si deciden leer o ver la televisión por la imposibilidad para dormir, deben sentarse en una silla y regresar a la cama sólo cuando sientan sueño.

Labra destacó que desde la década de 1970 los expertos en la materia presentaron la primera clasificación internacional de trastornos del sueño y hasta hace poco tiempo el tema se ha empezado a abordar en las escuelas de medicina, en el nivel de posgrado.

Al participar en el Seminario sobre enfermedades del sistema nervioso central, convocado por el laboratorio farmacéutico Lundbeck, el experto resaltó que existen alrededor de una centena de trastornos del sueño, entre los cuales están el insomnio, los asociados a afectaciones del ritmo cardiaco, a padecimientos siquiátricos y conductuales. También dormir en exceso puede ser un problema, indicó.

Las causas que los originan varían según la condición de cada individuo, lo mismo que la cantidad de horas que cada uno debe dormir. En general se habla de que son necesarias ocho horas de sueño, pero existen variaciones importantes ligadas a la genética y la edad. Para un bebé están bien 14 horas diarias, mientras para los adultos mayores cinco horas pueden ser suficientes.