Enfermedades

Obesidad y cáncer

En un amplio estudio de investigación que incluyó a poco más de 5 millones de personas, se detectó que en 167 mil de ellas, presentaron 22 tipos de cáncer asociados al índice de masa corporal,(IMC) por lo que se concluyó que el exceso de peso está muy relacionado con este padecimiento, además de otros factores como el tabaquismo, sexo, y menopausia.
image

Obesidad y cáncer

Por: Alicia Yolanda Reyes

Alicia Yolanda Reyes

La investigación publicada en la revista científica  The Lancet, enfatiza que aunque ya se sospechaba de esta relación entre obesidad y cáncer es la primera vez que se realiza un análisis  completo sobre esta problemática.

El estudio se realizó utilizando datos de pacientes que acudieron a atención primaria y que fueron incluidas en el clinical practice Research Datalink, poniendo énfasis en su IMC.

El objetivo señalan los autores fue investigar directamente la relación entre el IMC, los tipos de cáncer y su relación específica.

Así concluyeron que el aumento en el  IMC está relacionado con el cáncer de útero, cada 5 kilos extras incrementa el riesgo. Otros cánceres afectados por el alto IMC son; el de vesícula biliar, cuello del útero, riñón, glándula tiroidea y leucemia.

El de hígado, ovario, mama y próstata también están relacionado con el IMC. En el caso de pulmón y cavidad bucal, la relación más directa tiene que ver con el tabaquismo.

Esta investigación es clave para que la población  en general, sin importar edad, o sexo entienda la importancia de modificar su dieta, evitando aquellos alimentos altos en grasas, e incluya más frutas y verduras.

Evitar los alimentos industrializados, que contienen azúcar, sal y grasa, e incluir por lo menos cinco o seis raciones diarias de frutas y verduras frescas, así como beber de ocho a 12 vasos de agua simple, es una buena manera de perder peso de forma lenta pero segura.

Hacer de 30 a cuarenta minutos de ejercicio, como caminata, bicicleta, natación y otros ejercicios aeróbicos, es una buena manera de contribuir para que el IMC disminuya.

Si no se tiene tiempo suficiente bastará con caminar por la mañana al ir al trabajo o a la escuela alrededor de 10 a 15 minutos, aprovechar la hora de la comida para caminar otro poco.

Subir escaleras en lugar de utilizar el elevador, y si se trabaja sentado/a pararse cada 30 o cuarenta minutos y dar unos pasos, estirarse, o hacer sentadillas, es una buena manera de ir eliminando la grasa y el peso extra.

EL ESTRÉS AUMENTA EL RIESGO DE PADECER CÁNCER

Por otro lado hay que tomar en cuenta que cuando  si se está sometido a estrés crónico se liberan hormonas que activan el crecimiento y desarrollo del cáncer.

El cortisol y la adrenalina se libera cuando estamos estresados, y éstas a su vez estimulan la liberación de de sustancias inflamatorias  al sistema simpático, favoreciendo la aparición del cáncer.

Meditar o hacer ejercicio físico es una buena manera de manejar el estrés , y los conflictos de una manera más tranquila, favoreciendo la salud en general y disminuyendo el riesgo de enfermedades como el cáncer.