Enfermedades

Píldoras combinadas para atacar la diabetes tipo 2

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay en el mundo unos 220 millones de personas con diabetes y cerca de 95 por ciento de éstas padecen el tipo 2 de la enfermedad, ante estas cifras que se evidencian en los consultorios médicos distintas son las investigaciones para encontrar la solución a esta patología.
image

Píldoras combinadas para atacar la diabetes tipo 2

Una nueva investigación publicada en Circulation (Revista de la Asociación Estadounidense del Corazón) da cuenta de los estudios realizados sobre los efectos del torcetrapib junto con un fármaco del grupo de las estatinas, para tratar la diabetes tipo 2.

Los científicos encontraron una mejora en los niveles de glucosa en la sangre de pacientes que tomaron ambas píldoras, mientras que quienes tomaron la estatina combinada con un placebo no mostraron ninguna mejora en su control de glucosa.

El hallazgo, llevado a cabo en el Instituto de Investigación del Corazón en Sydney, Australia, se produjo cuando los científicos revisaban los datos de los ensayos clínicos de un fármaco llamado torcetrapib, que fueron suspendidos hace cinco años.

El hallazgo, dicen los investigadores, presenta la posibilidad de ofrecer un fármaco que pueda combatir al mismo tiempo los riesgos de eventos cardiovasculares y de diabetes tipo 2.

"La posibilidad de que los fármacos inhibidores de la CETP no sólo puedan reducir el riesgo de infarto y derrame cerebral, sino también mejoren el control del azúcar en la sangre de personas con diabetes es muy estimulante y podría traducirse en beneficios reales de salud para la gente con diabetes" expresa el doctor Philip Barter, director del Instituto.

Aunque el investigador subraya que este fármaco no es tan efectivo para el control de la diabetes como los medicamentos que actualmente se usan para ese propósito, sí logró reducir el impacto adverso que provoca el consumo de estatinas en los niveles de glucosa.

Según el doctor Barter, "los inhibidores de la CETP tienen el potencial de prevenir un empeoramiento del control diabético que a menudo ocurre con la gente que toma estatinas".

Los ensayos preliminares del medicamento mostraron que, tomado en combinación con una estatina para reducir los niveles de colesterol malo, el fármaco logró incrementar en 67 por ciento los niveles de colesterol bueno.

Las personas que recibieron sólo la estatina no mostraron ningún incremento.

Y los pacientes que tomaron la combinación también mostraron una reducción en sus niveles de glucosa en la sangre 7 por ciento menor que los que tomaron sólo la estatina.

Las pruebas del fármaco fueron suspendidas en 2006 cuando se encontró, en la última fase de los ensayos, que la combinación de este medicamento y otro para reducir el colesterol provocaba eventos adversos en los pacientes.

El torcetrapib pertenece a un tipo de fármaco llamado inhibidor de la CETP (proteína de transferencia del colesterol esterificado), diseñado para incrementar los niveles de lipoproteína de alta densidad (HDL), o colesterol bueno.

Como la diabetes tipo 2 incrementa el riesgo de enfermedades cardiovasculares, incluido infarto, derrame cerebral y otros trastornos, muchos de estos pacientes deben tomar también unos fármacos llamados estatinas.

Las estatinas son medicamentos diseñados para reducir la lipoproteína de baja densidad (LCL) o colesterol malo y se ha demostrado que pueden reducir el riesgo de trastornos cardiovasculares.

Los científicos que realizaron el estudio ahora están buscando la aprobación de estos medicamentos.