Enfermedades

Prueban terapia celular para frenar el parkinson

El transplante de céluas del cuerpo carotídeo, capaces de liberar sustancias que hacen que las neuronas estén más sanas y disminuyan su mortalidad es el fundamento de la Investigación realizada en el Instituto de Biomedicina de Sevilla para curar o al menos frenar el Parkinson.
image

Prueban terapia celular para frenar el parkinson

Los investigadores de este centro estan probando esta terapia celular para atacar esta enfermadad ante la ineficacia de los tratamientos neurológicos que sólo mejoran al paciente pero no detienen la enfermedad.

El Parkinson es una enfermedad degenerativa del sistema nervioso, cuya características son el temblor en brazos, manos y piernas asi como la falta de coordinación para realizar labores cotidianas.

Es un padecimiento que aproximadamente aparece en 2 de cada mil personas y más frecuentemente después de los 50 años de edad; aunque en ocasiones se presenta en adultos jóvenes y pocas veces en niños.

En México, según la Secretaría de Salud, el Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente. Se estima que medio millón de mexicanos de más de 60 años lo sufren. Cada año se reportan 10 mil nuevos casos y 10 por ciento de las personas con la enfermedad presenta síntomas antes de los 40 años.

Esta enfermedad fue descrita y documentada por primera vez en 1817 por el médico británico Dr. James Parkinson al que llamó "parálisis agitante". Los cambios bioquímicos asociados a la enfermedad fueron identificados en los años 1960.

Los investigadores identificaron un defecto cerebral fundamental el cual distingue a la enfermedad: las pérdidas de células cerebrales que producen un neurotransmisor y que ayuda a dirigir la actividad muscular.

Juan José Toledo, investigador del centro y catedrático de Fisiología de la Universidad de Sevilla, informó hoy sobre este estudio durante su intervención en los Cursos de Verano de la Universidad de Málaga bajo el título "Los paradigmas de la nueva medicina: terapias celular y genética y nanomedicina".

El catedrático de Fisiología señaló que ya se ha experimentado en modelos animales y se han realizado ensayos clínicos en pacientes, y actualmente la investigación ha vuelto al laboratorio para mejorar la técnica.

Precisó que los efectos secundarios de este procedimiento médico son muy bajos, ya que no se actúa con células madre, sino que lo que se lleva a cabo es un autotrasplante.

Toledo hizo hincapié en la importancia de las campañas de sensibilización sobre el parkinson, "ya que se trata de una enfermedad frecuente", y consideró que estas iniciativas, además de concienciar, sirven para fomentar la investigación.
"Sólo fomentando la investigación biomédica podremos avanzar en el tratamiento de enfermedades y en el aumento de la calidad de vida", concluyó.




Con información de Efe