Enfermedades

Prueban vacuna contra el dengue en 15 países

El laboratorio Sanofi Pasteur dio a conocer en Lyon los avances de la investigación para el desarrollo del biológico
image

Prueban vacuna contra el dengue en 15 países

Más de 20 años de investigación están por concluir para lograr la primera vacuna contra el dengue, enfermedad que desde su aparición, al término de la Segunda Guerra Mundial, aumenta de manera constante en la cantidad de personas infectadas y lugares favorables para la reproducción del mosquito transmisor, Aedes aegypti.

Alrededor de cien millones de personas resultan afectadas cada año en más de una centena de países, México incluido. Duane J. Gubler, director del Programa de Enfermedades Infecciosas Emergentes de la Facultad de Medicina Duke de la Universidad Nacional de Singapur, advirtió que han sido un fracaso las estrategias que tratan de controlar el padecimiento, en parte por el crecimiento poblacional y por la globalización que ha facilitado el traslado de personas y de enfermedades.

Sólo en la década pasada, casi dos mil millones de personas, poco menos de una tercera parte de la población mundial, realizó algún viaje en avión. Así que a estas alturas los países han perdido el control efectivo del mosquito, apuntó.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de dos mil 500 millones de personas están en riesgo de contraer el virus del dengue y de las que cada año se infectan, alrededor de 500 mil, niños en su mayoría, desarrollan las formas más severas del padecimiento, las cuales ponen en peligro la vida de las personas. En México, de acuerdo con la información oficial, en lo que va del año casi 11 mil personas han enfermado de dengue. Se han reportado 11 defunciones por la misma causa.

Un aspecto relevante de este problema de salud pública es el económico. Roberto Tapia Conyer, epidemiólogo y director general de la Fundación Carlos Slim, planteó que los gastos directos e indirectos del mal ascienden a 400 dólares por persona. Dicho monto, para un individuo de bajos recursos, representa un problema adicional, indicó.

Por eso, una vacuna que si bien no es la panacea, se sumará como una herramienta más a las medidas disponibles de control del mal, explicó Tapia, ex subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud en México.

Los especialistas participaron en el foro en el que el laboratorio Sanofi Pasteur dio a conocer los avances de la investigación para el desarrollo del biológico, en esta ciudad donde la firma instaló el centro de producción de la nueva vacuna.

Ensayo clínico

La última fase del proyecto está en curso con la aplicación de la vacuna a 40 mil personas en 15 países –de Asia, América Latina, incluido México, Estados Unidos y Australia– para comprobar la eficacia del producto que contiene protección contra los cuatro serotipos del dengue.

Esta etapa concluirá en breve, por lo que la empresa de origen francés estima que a finales de 2015 estará en condiciones de empezar la comercialización del inmunógeno.

Guillaume Leroy, jefe del grupo de investigación de la vacuna contra el dengue de Sanofi Pasteur, explicó que la capacidad de producción de la nueva planta es de 100 millones de dosis por año y los estudios clínicos se realizan con base en la aplicación de tres dosis en el transcurso de un año y con una diferencia de seis meses entre cada una, a personas de diferentes grupos de edad a partir de los dos años.

La vigilancia de los participantes en el ensayo seguirá a largo plazo, entre otros aspectos, para dar cuenta del tiempo que durará la inmunidad frente al padecimiento. La expectativa es que tal protección sea de largo plazo, explicó Leroy.

















 

Fuente: La Jornada