Enfermedades

Un avatar ayuda a silenciar voces que las personas con esquizofrenia oyen en su cabeza

Con un programa informático, el paciente crea un avatar al que pone cara y voz. El sistema sincroniza los labios del avatar con su discurso para que el terapeuta hable en tiempo real con el paciente a través de esta imagen.
image

Un avatar ayuda a silenciar voces que las personas con esquizofrenia oyen en su cabeza

La esquizofrenia es un trastorno psiquiátrico que afecta a aproximadamente una de cada cien personas en todo el mundo. Entre sus síntomas más comunes están los delirios y las alucinaciones auditivas. Además, una persona con esquizofrenia muestra un lenguaje y pensamientos desorganizados, trastornos afectivos y conducta inapropiada.

Cuando se intenta resumir qué y cómo sufre un esquizofrénico se suele decir que "oyen voces en su cabeza". En cómo acallar esas voces ha trabajado un equipo de científicos del University College London (Reino Unido). Fruto de su investigación, han desarrollado un sistema conocido como 'terapia avatar' que podría ayudar a los afectados por esquizofrenia a controlar la enfermedad y silenciar las voces que oyen en su cabeza.

Las voces les impiden pensar, concentrarse o tener relaciones sociales. El estudio piloto ha incluido a 16 pacientes, pero tras someterse a esta terapia casi todos dicen escuchar menos voces, al tiempo que se ha reducido la gravedad de la angustia que esto les ocasionaba.

Como explica Julian Leff, director de la investigación, los pacientes reconocían que esas "voces" son el peor síntoma de su esquizofrenia, ya que "no pueden pensar correctamente, ni concentrarse, ni trabajar, ni mantener relaciones sociales".

En la primera fase de la terapia, el paciente debe crear un avatar a través de un programa informático al que adjudica una cara y una voz. Entonces, el sistema sincroniza los labios del avatar con su discurso, lo que permite a un terapeuta hablar en tiempo real con el paciente a través de esta imagen. Cada sesión se grabó, lo que permitió al paciente llevarse la terapia y "escucharla cada vez que se vea acosado por las voces".

A diferencia de las voces, saben que el avatar no les hará daño. El terapeuta anima al paciente a enfrentarse a la voz y, poco a poco, les va enseñando a tomar el control de sus alucinaciones, ya que van ganando confianza en si mismos. "A pesar de que los pacientes interactúan con el avatar como si fuera una persona real, ya que lo han creado ellos, saben que no puede hacerles daño, a diferencia de las voces, que a menudo les amenazan con matarles o atacar a su familia", detalla Leff.

En el estudio piloto, tres de los pacientes, que hasta que ese momento habían sido atormentados por las voces durante su infancia, dejaron de oírlas por completo. El éxito de este programa ha propiciado que la organización médica The Wellcome Trust haya concedido al equipo de Leff una ayuda de unos 1,5 millones de euros para probar la terapia en un grupo más grande de pacientes.

Fuente: 20 minutos