Enfermedades

Vitamina D, necesaria para enfrentar la tuberculosis

Se sabía que era importante en los tratamientos, pero debe estar en un nivel adecuado. Dicha vitamina es necesaria para que las células T, que responden a amenazas del sistema inmune, produzcan la proteína interferón, que dirige a las células a atacar las bacterias.
image

Vitamina D, necesaria para enfrentar la tuberculosis

Washington. La vitamina D es necesaria para activar la respuesta del sistema inmunológico frente a la tuberculosis, lo cual podría llevar a nuevos tratamientos para esta enfermedad pulmonar causante de 1.8 millones de muertes al año, principalmente en algunas partes del mundo como África, porque las personas de piel oscura tienden a ser más susceptibles a ese padecimiento y también más propensas a tener deficiencias de esa vitamina. 
Hace tiempo que se sabe que la vitamina D juega un papel en la respuesta del cuerpo a la tuberculosis, pero el estudio publicado en la revista Science Translational Medicine muestra que debe estar presente en niveles adecuados para desencadenar la respuesta inmune, difundió Afp el 12 de octubre de 2011. 
Aunque el organismo humano puede obtener vitamina D con la exposición al sol, la piel oscura contiene más melanina que protege el cuerpo contra los rayos ultravioletas y también reduce la producción de vitamina D. 
“A lo largo de los siglos, la vitamina D ha sido intrínsecamente utilizada para tratar la tuberculosis”, dijo Mario Fabri, quien realizó la investigación estando en la Universidad de California en Los Ángeles y actualmente trabaja en el Departamento de Dermatología de la Universidad de Colonia, en Alemania. 
“Los sanatorios dedicados a los enfermos de tuberculosis tradicionalmente estaban situados en lugares soleados que parecían ayudar a los pacientes, pero nadie sabía por qué esto funcionaba”, dijo. 
“Nuestros hallazgos sugieren que el aumento de los niveles de vitamina D a través de suplementos puede mejorar la respuesta inmunitaria a infecciones como la tuberculosis”. 
Estudios previos realizados por el mismo equipo de investigación determinaron que la vitamina D juega un papel clave de producción de una molécula llamada catelicidina, que ayuda al sistema inmunológico innato a matar la bacteria de la tuberculosis. 
Los nuevos resultados muestran que la vitamina D es necesaria para que las células T, que responden a amenazas como parte del sistema inmune adaptativo del cuerpo, produzcan una proteína llamada interferón, que dirige a las células a atacar a las bacterias. 
“En un momento en que surgen formas fármacorresistentes de tuberculosis, la comprensión de cómo mejorar la inmunidad natural innata y adquirida a través de la vitamina D puede ser muy útil”, dijo otro de los autores del estudio, Barry Bloom, ex decano de la Escuela de Salud Pública de Harvard. 
La Organización Mundial de la Salud informó esta semana que 8.8 millones de personas se enfermaron de tuberculosis el año pasado. Del total de casos, casi 25 por ciento proviene de África y 40 por ciento de India y China.


Science Translational Medicine