Medicina natural

Auricoloterapia para controlar la ansiedad

La auricoloterapia sirve para tratar o prevenir enfermedades de todo el cuerpo a través de la estimulación de más de 120 puntos que se encuentran en cada una de las orejas.
image

Auricoloterapia para controlar la ansiedad

Estrés, trastornos del sueño, ansiedad por comer, dolores de cabeza, depresiones, lumbago, falta de energía y afecciones del sistema nervioso central son algunas de las enfermedades por las que atraviesan los chilenos en esta época del año afectando seriamente su calidad de vida.

Para atacar la causa de la enfermedad y no sólo los síntomas es necesario originar un cambio de vida en la persona. Una alternativa es recurrir a las terapias naturales. Hay distintas herramientas que nos permiten hacer un tratamiento efectivo para cada paciente. "La auricoloterapia es una de ellas y sirve para tratar o prevenir enfermedades de todo el cuerpo a través de la estimulación de más de 120 puntos que se encuentran en cada una de las orejas", indica Doris Martínez, terapeuta del centro Les Gemeaux Esthetique.

¿La razón? La oreja es como un "espejo" de todo el cuerpo. Su forma representa la posición del feto invertido, donde el lóbulo es la cabeza, el interior el abdomen y el reborde externo representaría la parte corporal.

La auriculoterapia es una técnica que proviene de la medicina tradicional china. Al igual que la acupuntura, se centra en la existencia de una energía vital que puede ser controlada y canalizada mediante la inserción de pequeñas agujas en alguna parte específica del cuerpo. En la oreja existen infinidad de puntos de tratamiento y cada uno guarda relación con una zona específica del organismo. Cuando se presionan determinados puntos se logra producir un efecto reflejo que colabora para normalizar el funcionamiento y energía del cuerpo.

La auriculoterapia también debe ir acompañada de una primera sesión diagnóstica, en la que la terapeuta, a través de la observación de la lengua, el estado del pulso y preguntas hacia el paciente, determinará  el tratamiento más adecuado.

Las personas que se someten a este tratamiento tienen una sensación de saciedad que les permite reducir la ingesta de alimentos. Lo que hace la técnica es equilibrar el sistema digestivo y hormonal, trabajando el metabolismo y la fuerza de voluntad.

Por medio de la presión de los dedos se interviene sobre las numerosas fibras nerviosas sensitivas en la superficie auricular y que controlan la ansiedad de comer. Así, la persona llega a un estado de relajación y tranquilidad en el que logra controlar su apetito y obtener una sensación de saciedad que permite reducir la ingesta de alimentos y llevar adelante su dieta con éxito.

"La persona que es tratada con este tipo de terapia se encuentra más tranquila y no tiene deseos de comer de forma compulsiva, tiene energías positivas que le permiten llevar adelante un tratamiento de control de peso. No se trata de realizar severos sacrificios, quedarse con hambre o saltarse las comidas, primero se debe aprender a comer, logrando así combinar la auriculoterapia con un plan de alimentación adecuado, pudiendo adelgazar de manera correcta y teniendo siempre en claro que el punto clave es modificar los hábitos alimenticios", explica Doris Martínez.

Después de 21 días de tratamiento, la persona habrá creado nuevos hábitos para luego incorporar otros elementos de la medicina china. Un tratamiento o ciclo para trabajar un síndrome durará 10 sesiones.

Al ser superficial no hay riesgo de infección y las microesferas se dejan puestas entre 4 a 7 días, para que el estímulo sea permanente en los puntos de acupuntura y como son de acero, tampoco existe la posibilidad de una reacción alérgica.

La auriculoterapia no sólo ayuda a bajar de peso y controlar la ansiedad por comer. La mayoría de las enfermedades suele tener una respuesta muy rápida. Además, "es una terapia que no presenta ningún tipo de complicación, debido a su fácil manejo y aprendizaje; es económica y muy conveniente para cualquier tipo de paciente debido a su escasez de contraindicaciones, ya que ésta controla los síntomas en un corto período; calma dolencias y malestares que pueden producirse por dislocamientos, torsiones, úlceras, fracturas, cálculos renales, e incluso es recomendada para regular el sueño, dolores postoperatorios, neuralgias, rinitis alérgica, asma bronquial y trastornos del metabolismo. La auriculoterapia se encarga de eliminar todas estas molestias en pocos minutos", indica Doris Martínez.


Fuente: infobae