Medicina natural

Consumo de pistaches reduciría el estrés y ayudaría a proteger el corazón de las personas con diabetes tipo II

Las personas que viven con diabetes tiene un riesgo mayor de efermedades cardiovasculares y de accidentes cerebrovasculares en comparación con los individuos no diabéticos de la misma edad, sexo y origen étnico.
image

Consumo de pistaches reduciría el estrés y ayudaría a proteger el corazón de las personas con diabetes tipo II

Un reciente estudio elaborado por los investigadores de la de la Universidad Estatal de Pensilvania, Estados Unidos, revela que el consumo de pistachos puede reducir el estrés y ayudar a proteger el corazón de las personas con diabetes tipo II.

"Aunque los frutos secos son ricos en grasas, contienen también fibra, potasio y antioxidantes, por lo que dado el alto riesgo de enfermedades del corazón en las personas con diabetes pueden ser un componente importante de una dieta saludable para el corazón de esta población", ha subrayado la doctora Sheila G. West quien ha dirigido el estudio.

Las personas que viven con diabetes tiene un riesgo mayor de enfermedades cardiovasculares y de accidentes cerebrovasculares en comparación con los individuos no diabéticos de la misma edad, sexo y origen étnico.

Resulta que toda vez que el exceso de azúcar en la sangre daña de forma progresiva los vasos sanguíneos, lesiona la pared de las arterias y favorece la acumulación de colesterol y con ello la arteriosclerosis (endurecimiento de las arterias).

Los científicos comprobaron que, en adultos con diabetes, con dos porciones de pistachos al día se conseguía bajar la constricción vascular durante el estrés y mejorar el control neural del corazón.

Para llegar a sus conclusiones, los científicos analizaron los efectos que tenían los pistachos sobre los pacientes con diabetes tipo II, que estaban bajo un control óptimo. Así dividieron a los participantes en dos grupos y les administraron una dieta igualmente saludable, pero a uno de los grupos además se les adicionó una porción de 150 gramos de pistachos al día, la mitad salados y el resto naturales.

Tras un periodo de cuatro semanas, los participantes fueron sometidos a diferentes pruebas sanguíneas para medir su presión arterial, la resistencia vascular periférica total en reposo y durante dos pruebas de esfuerzo que consistían en resolver un confuso problema de aritmética y meter una mano en un agua gélida durante dos minutos.

Los resultados fueron increíbles, ya que quienes habían estado consumiendo pistachos presentaban vasos sanguíneas más relajados y dilatados durante las pruebas de estrés, resultando en una menor constricción vascular y un mejor control de los nervios del corazón.

Asimismo, hallaron que la presión arterial sistólica durante el sueño también se vio afectada por los pistachos.

La dieta del pistacho, ha indicado la doctora G.West, reduce las respuestas de sus cuerpos a la tensión, pero los frutos secos no son una cura para el estrés emocional que sentimos en nuestra vida cotidiana", ha recalcado.

A modo de colofón, ha informado de que, también, se registraron mejoras en la variabilidad de la frecuencia cardiaca y, en concreto, se ha observado que los pistachos aumentan la actividad del nervio vago, una parte "importante" del sistema nervioso parasimpático que puede ser dañado con la diabetes.

Los resultados de la investigación han sido publicados en la revista estadounidense ‘Journal of the American Heart Association’.

















 

Fuente: Hispantv