Medicina natural

Consumo de tomates ayuda en la protección del cáncer de mama

El consumo de frutas y verduras, que son ricas en nutrientes esenciales, vitaminas, minerales y fitoquímicos como el licopeno, tiene una serie de importantes beneficios.
image

Consumo de tomates ayuda en la protección del cáncer de mama

Una dieta rica en tomate puede ayudar a proteger a las mujeres posmenopáusicas del riesgo de cáncer de mama, según un estudio publicado en Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism.

Se sabe que el riesgo de cáncer de mama aumenta en las mujeres posmenopáusicas a medida que se incrementa su índice de masa corporal. Y este trabajo ha visto que una dieta rica en tomates tiene un positivo efecto en los niveles de hormonas que desempeñan un importante papel en la regulación del metabolismo de la grasa y el azúcar de nuestro organismo.

"Nuestro trabajo ha demostrado las ventajas que tiene comer grandes cantidades de tomates o de productos elaborados a partir del tomate, aunque sea durante periodos cortos de tiempo", apuntó Adana Llanos, de la Universidad Rutgers, en EEUU.

Según esta experta, el consumo de frutas y verduras, que son ricas en nutrientes esenciales, vitaminas, minerales y fitoquímicos como el licopeno, tiene una serie de importantes beneficios. Por eso, afirmó que "creemos que un consumo regular de frutas y verduras podría prevenir la aparición del cáncer de mama en una población de riesgo, como son las mujeres postmenopáusicas".

El estudio examinó los efectos de una dieta ricas en tomate y otra en soja en un grupo de 70 mujeres posmenopáusicas.Durante 10 semanas, las mujeres tomaron diariamente productos derivados del tomate que contienen al menos 25 miligramos de licopeno. Y, durante otras 10 semanas, las mujeres siguieron una dieta rica en soja, al menos 40 gramos de proteína de soja al día. Antes del inicio de cada período de prueba las mujeres tuvieron que abstenerse de comer tanto tomate y/o productos de soja durante dos semanas .

Prevenir la obesidad

Los resultados son muy claros. Cuando las mujeres siguieron una dieta rica en tomate, sus niveles de adiponectina -una hormona implicada en la regulación de los niveles de azúcar y grasa en la sangre- subieron un 9 por ciento. Dicho efecto fue ligeramente mayor en las mujeres que tenían un índice de masa corporal inferior.

"Los resultados demuestran la importancia de la prevención de la obesidad", señaló Llanos.
Además, "el consumo de una dieta rica en tomates tuvo un mayor impacto en los niveles
hormonales en aquellas mujeres que tenían un peso saludable", indicó.

La dieta de soja también se relacionó con una reducción de los niveles de adiponectina de las participantes. A raíz de estos datos, los investigadores sugieren que una dieta que contiene grandes cantidades de soja podría ser, en parte, una de las razones por las que las mujeres asiáticas tienen menores tasas de cáncer de mama.














 

Fuente: Globovision