Medicina natural

Contra la depresión leve, un vaso al día de aguamiel o pulque

Plantas como el pericón o hierba del cuervo también ayudan. Un especialista de la Ssa enfatizó la importancia de productos naturales para combatir la depresión. En México, esta enfermedad afecta a 15 por ciento de la población de entre 20 y 40 años de edad y puede provocar pérdida de sueño, disminución de peso, así como del apetito sexual, alopecia, fatiga y deseos de morir
image

Contra la depresión leve, un vaso al día de aguamiel o pulque

El director de Medicina Tradicional y Desarrollo Intercultural de la Secretaría de Salud, José Alejandro Almaguer González, afirmó que se ha encontrado que los alimentos con alto contenido de vitamina B contribuyen a controlar los síntomas de la depresión leve.

Manzanas, melones, sandía, naranja, mango, garbanzo, lentejas, frijoles, haba, espinacas, ajos y cebollas, además de bebidas como el pulque o aguamiel, tienen alto contenido de vitamina B; sin embargo, estas últimas no deben consumirse en exceso porque causan daño hepático.

El director de Medicina Tradicional y Desarrollo Intercultural mencionó que el pulque y aguamiel son dos productos extraídos del maguey con alto contenido de vitamina B. El aguamiel además es rico en azúcares y proteínas, en tanto que el pulque tiene aún más niveles de ese nutriente por la fermentación.

En un comunicado de la Ssa (14 de octubre de 2011), recomendó a quien padece depresión leve tomar un vaso al día de aguamiel o de pulque para que su calidad de vida se mantenga estable, ya que esta bebida contiene en forma generosa los 10 aminoácidos esenciales para el organismo.

La planta el “Pericón” (Hipericum perforatum) o yerba de San Juan, dijo, es ampliamente usada en Alemania y difundida y recomendada en prácticamente todos los países del mundo para el tratamiento de la depresión.

Otra planta es la llamada “hierba del cuervo” o “hierba del arador” que se utiliza para controlar la ansiedad o conciliar el sueño, y puede consumirse como té por la mañana o por la noche. Su uso popular se fundamenta en investigaciones del IMSS y la Universidad Autónoma Chapingo, puntualizó.

Dio a conocer que en México la depresión afecta a 15 por ciento de la población de entre 20 y 40 años de edad y puede provocar pérdida de sueño, disminución de peso, así como del apetito sexual, alopecia, fatiga y deseos de morir.

Los factores que propician el desarrollo de la depresión son la deficiencia en el consumo de alimentos que contienen complejo o vitamina B, junto con problemas psicológicos, falta de pertenencia a un grupo social, desempleo, falta de oportunidades para el desarrollo y decepciones amorosas, entre otros.

La depresión es un trastorno del estado de ánimo, en el que comúnmente el enfermo está “desinflado” con las “pilas bajas” y hace referencia a un síndrome o conjunto de síntomas que afectan principalmente a la esfera afectiva, como la tristeza patológica, decaimiento, irritabilidad o cambios de humor que pueden disminuir el rendimiento en el trabajo o limitar la actividad habitual.

Esta enfermedad es dos veces más común en mujeres que en hombres, sin embargo, la tasa de suicidio consumado es cuatro veces más alta en personas del sexo masculino que en las del femenino.

Se aconseja hacer una dieta equilibrada, complementada con vitamina B, C, magnesio (500 mg al día), aminoácidos como el triptófano (6 g al día), L-tirosina (3 g al día) y L-fenilalanina (400 mg al día).

Finalmente, el especialista resaltó  la importancia del uso de la medicina herbolaria para mantener saludable al cuerpo, ya que por ejemplo el“zapote blanco” ayuda a controlar la presión arterial y a conciliar el sueño.