Medicina natural

Despídete de las ojeras, compresas de papas y té para los ojos

Muchas personas, tanto mujeres como hombres, sufren de ojeras incluso cuando no están desvelados o agotados. Las ojeras tienen varios orígenes, en la mayoría de los casos son provocadas por venas bajo la piel alrededor de los ojos.
image

Despídete de las ojeras, compresas de papas y té para los ojos

Esta piel es delicada y mucho más delgada que la del resto del cuerpo, por esta razón las venas se hacen visibles. Con los años esta piel se daña y se vuelve aún más fina y débil lo que produce que las venitas y capilares se vuelvan más perceptibles.

Para tratar las ojeras debemos conocer qué las causa. El cansancio, fumar, los cambios hormonales, las alergias y los problemas genéticos, son algunos de los factores que las generan.

Por su permanencia se las puede dividir en transitorias o provocadas. Estas últimas son consecuencia del cansancio, el mal dormir, el estrés físico o emocional, incluso de la mala alimentación.

Las ojeras se presentan en cada persona de un color diferente, lo que depende del tipo de piel. En quienes tienen piel oscura, que se han expuesto demasiado al sol o que manifiestan cambios hormonales, las ojeras suelen ser de color marrón. En las personas con piel color mate las ojeras se presentan verdosas; y en las pieles más blancas se manifiestan con un color violáceo.

Para solucionar este problema existen varios tratamientos, tanto naturales como cosméticos, logran buenos resultados. Ante todo es conveniente llevar una dieta saludable, dormir bien (los médicos recomiendan un promedio de 7 o 8 horas de sueño para adultos), evitar alimentos salados, utilizar protector solar, ingerir abundante agua, no fumar, ni ingerir alcohol o cafeína.

Como cuidado cosmético se recomienda utilizar, tanto por la mañana como por la noche, una crema hidratante específica para el contorno de los ojos. Esto ayudará a descongestionar y cuidar el área. También, una buena solución es usar correctores.  Según los especialistas en cosmetología, las mujeres de piel blanca deben usar un corrector en tono claro. Para las que tienen tez clara y cabello negro se les recomienda usar un color natural o beige. A las trigueñas y de cara rosada, le va bien utilizar la gama de rosas. Las de tez morena deben usar un tono beige dorado y las muy morenas, un bronce natural.

Pero vayamos a los remedios naturales. Para atenuar estas sombras, corta una papa cruda (de tamaño mediano a grande) en rebanadas bastante delgadas. Procure que la papa esté fría. Colócalas sobre ambos párpados de los ojos y en el lugar de las ojeras y recuéstate en posición horizontal, con la cabeza elevada sobre una almohada, por espacio de diez minutos o hasta que sientas que las rebanadas adquieren tu temperatura corporal (si esto ocurre muy rápido, puedes sustituirlas por otras rebanadas que estén frías)

Al pasar el tiempo, enjuágate con agua fría y repite el procedimiento. Repite este proceso diariamente y, al cabo de unos días, verás los resultados.

La pulpa de la papa ayuda a desinflamar los vasos sanguíneos que están bajo los ojos.

Otro de los tratamientos caseros es el uso de las bolsitas de té frío en los ojos para reducir las ojeras (si éstas son producidas por alergias obviamente este paso no funciona).

La manzanilla es uno de los elementos naturales más eficaces para combatir la inflamación. Una taza de té de este producto puede ayudar después de una larga noche o, incluso, después de llorar. La manzanilla también se puede usar en compresas, mojando dos algodones con té frío y poniéndolos en los ojos por diez o quince minutos.