Medicina natural

La papaya, la gran aliada de la salud

Consumir papaya todos los días es una buena manera de mantener nuestro organismo en óptimas condiciones, señala la doctora Beatriz González, quien se ha especializado en nutrición de deportistas, ya que esta fruta originaria de México y Centroamérica pose una serie de propiedades nutritivas, enzimas y vitaminas como el ácido fólico, vitaminas C E y carotenos que ha demostrado reducir el riesgo de padecer cáncer.
image

La papaya, la gran aliada de la salud

Por: Alicia Yolanda Reyes

Por: Alicia Yolanda Reyes

Consumir papaya todos los días ayuda a mantener el tracto digestivo limpio y saludable, lo que ayuda aprevenir complicaciones en personas que padecen de diverticulitis, gastritis y colitis entre otros.

Lo más saludable es consumirla como primer platillo por la mañana, porque prepara el aparato digestivo para recibir el resto de los alimentos.

Contiene papaína que es una enzima altamente conocida por la habilidad para procesar la proteína que consumimos.

La papaína es también útil para reducir las nauseas matutinas, por embarazo u otro padecimientos digestivos, como gastroenteritis y otra infecciones del sistema digestivo.

Consumir las semillas en pequeñas cantidades es otra manera de mantener sano nuestro sistema digestivo, señala la especialista, ya que tienen la propiedad de arrastrar los huevecitos o larvas que pueden ir en algunos alimentos contaminados.

Una forma de consumir las semillas es tomar directamente de la fruta fresca una cucharadita cafetera de las semillas y tragarlas con un vaso de agua o jugo.

Sin embargo la doctora González aconseja que por lo menos una vez al mes se muelas las semillas con jugo y un poco de miel, para quitar el sabor amargo y consumirlas en ayunas.

Las semillas no deben de consumirse más de tres veces a la semana, para evitar que arrasen con la flora saludable que habita en nuestro sistema digestivo y que es necesario para su buen funcionamiento.

Ayuda a personas que sufren de colesterol alto, triglicéridos o cardiopatías

Ayuda a personas que sufren de colesterol alto, triglicéridos o cardiopatías

Ya que la  papaya es una excelente fuente de vitaminas A, E y C que son antioxidantes poderosos. Estos antioxidantes ayudan en la prevención del proceso de oxidación del colesterol, el cual es el mecanismo que permite al mismo adherirse a las paredes de las venas formando peligrosos coágulos que pueden producir ataques cardiacos o derrames cerebrales.

Una de las formas en las cuales la vitamina C y E pueden ayudar a causar este efecto beneficioso es mediante la asociación a una enzima llamada paraxonasa. Esta enzima es la responsable de evitar que el colesterol LDL y HDL se oxiden y causen los daños anteriormente mencionados

La papaya contiene además ácido fólico que se requiere para la conversión de la homocisteína, en aminoácidos benignos conocidos como visteína y metionina.

La homocisteína es una toxina , que de no ser convertida en aminoácidos benignos puede dañar las paredes de las venas, además de que altos niveles de ésta  son un factor de riesgo para derrames cerebrales o  infartos

Además de consumir papaya de manera cotidiana, es importante evitar alimentos altos en grasas, hacer ejercicio, por lo menos media hora cada tercer día y evitar el tabaco y el alcohol, señala la especialista.