Medicina preventiva

Comer Brócoli y verduras amarillas podría proteger del cáncer de colon

El brócoli es un vegetal con un gran aporte de minerales, vitaminas y antioxidantes que regulan diversos mecanismos orgánicos y además, proveen de sustancias que previenen la aparición de trastornos celulares precursores del cáncer.
image

Comer Brócoli y verduras amarillas podría proteger del cáncer de colon

La evidencia científica ha otorgado a las frutas y verduras, la propiedad de reducir el riesgo de algunas enfermedades como el cáncer, gracias a su gran aporte de antioxidantes que combaten la formación de los radicales libre.

Investigadores australianos examinaron las dietas de 918 pacientes de cáncer colorrectal y de 1.021 personas sin antecedentes de la enfermedad, y encontraron que el consumo de ciertas verduras y frutas, podría asociarse con un menor riesgo de cáncer en el colon en la zona superior y en la inferior.

El consumo de verduras del género brassica como el brócoli, la col rizada, el coliflor, el nabo y el repollo, parecía reducir el riesgo de cáncer en el colon superior, mientras que la ingesta de frutas como y verduras disminuía el riesgo de cáncer en el colon inferior.

El grupo de científicos también halló que el consumo constante de manzanas y verduras de color amarillo oscuro, estaba ligado a una reducción significativa de los casos de cáncer de colon.

"Las frutas y verduras se han examinado en las investigaciones nutricionales en relación con el cáncer de colon, pero su efecto protector ha sido tema de debate, posiblemente debido a distintos efectos sobre distintos lugares del intestino grueso", apuntó en un comunicado de prensa, la profesora Lin Fritschi, directora del Grupo de Epidemiología del Instituto de Investigación Médica de Australia Occidental y líder de la investigación publicada en la revista Journal of the American Dietetic Association.

El brócoli es un vegetal con un gran aporte de minerales, vitaminas y antioxidantes que regulan diversos mecanismos orgánicos y además, proveen de sustancias que previenen la aparición de trastornos celulares precursores del cáncer.

La acción diurética es otra de sus bondades, posible gracias a su composición de agua y potasio, y que es combinada con la propiedad laxante que le garantiza el alto contenido en fibras, reguladoras del tránsito intestinal.

Esta hortaliza también es rica en dos sustancias protectoras de la visión: la luteína y la zeaxatnina, que se concentran en la retina para proteger contra los rayos solares.