Medicina preventiva

La acupuntura eficaz para el tratamiento del insomnio

Investigadores del IPN comprobaron la eficacia de aplicar la acupuntura como una alternativa para tratar el insomnio que sufre una tercera parte de la población mexicana.
image

La acupuntura eficaz para el tratamiento del insomnio

IPN. Preocupados por los trastornos que padecen personas con problemas de sueño, investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) comprobaron, mediante una rigurosa investigación, la eficacia de aplicar la acupuntura como una alternativa para tratar el insomnio que sufre una tercera parte de la población mexicana.

IPN

El médico cirujano Luis Fernando Torres Tascón, quien cursó la especialidad en Acupuntura, en su modalidad mixta, en la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía (ENMyH) del IPN, destacó que el estudio sobre los trastornos del sueño es relativamente nuevo.

“Probablemente a mediados del Siglo XX comenzaron a tomarse en cuenta los problemas al dormir y es cuando surge la medicina del sueño, que ha crecido rápidamente en virtud de las graves repercusiones del insomnio en el funcionamiento físico, mental y emocional de los afectados”, señaló.

Torres Tascón señaló que entre septiembre de 2007 y mayo de 2008 se realizó un estudio con un grupo de pacientes que padecían insomnio crónico y primario. Lo sufrían por lo menos tres veces por semana y afectó su calidad de vida tanto en el ámbito laboral como social.

“Cuando decimos que los pacientes presentan un padecimiento primario significa que no debe existir alguna causa subyacente que genere el insomnio, como puede ser la depresión, algunas manías, el climaterio en las mujeres, enfermedades neurológicas y patologías dolorosas, todos problemas base que deben ser tratados para conseguir un sueño reparador”, explicó.

Durante la investigación, el especialista politécnico planteó realizar los diagnósticos con base en la medicina china, que clasifica a las enfermedades por exceso de energía en lo que se conoce como Yang (asociado a la acción, movimiento y calor), y por deficiencia de energía, lo que sería el Yin (relacionado con la quietud, relajación y frío), en un órgano determinado.

Indicó que una vez ubicado el origen del malestar, el médico acupunturista debe escoger los puntos que estimulen o regulen la energía del órgano donde se efectúa el tratamiento a partir del diagnóstico realizado. “Es  importante aclarar que algunas personas que padecen insomnio responden mucho mejor que otras. Los insomnios que fueron provocados en las personas por exceso respondieron inmediatamente al tratamiento, porque es más fácil dispersar la energía que restablecerla cuando hay deficiencia”, agregó.

El médico cirujano aseveró que no es muy difícil identificar las principales causas del insomnio primario. Destacan la preocupación excesiva, la tensión de la actividad diaria, la ansiedad, el estrés generado por el trabajo, las largas jornadas laborales y los horarios por turnos (frecuentes en el gremio médico); todo eso afecta a la personas.  


Dijo que el estudio permitió conocer que el insomnio se origina principalmente en la parte emocional o afectiva de cada individuo por constantes situaciones de estrés, grandes preocupaciones, trabajo físico excesivo, actividad intelectual extenuante y una inadecuada alimentación.

Explicó que antes de aplicar el tratamiento, los pacientes contestaron un test denominado Cuestionario Oviedo de Calidad del Sueño (COS). Está conformado por tres apartados: la calidad subjetiva del sueño, las alteraciones del insomnio y la hipersomnia o exceso de sueño.

“El COS está constituido por 13 reactivos que se agrupan en tres categorías diagnósticas: un ítem para satisfacción subjetiva de sueño, nueve para  insomnio y tres para evaluar la hipersomnia. Algunos de los cuestionamientos son la evaluación personal del sueño, y se pregunta a los pacientes cuántas veces se despierta por la noche, cuánto tiempo aproximado transcurre entre el momento de acostarse y dormir, si tiene despertares múltiples y cómo está afectando esta situación en su trabajo”, detalló el investigador politécnico.

Manifestó  que cada pregunta arroja un resultado y para el estudio el puntaje mínimo fue 13 y el máximo 67. Cuando es mayor el puntaje es peor la gravedad del insomnio. El puntaje inicial promedio de los pacientes fue de 38 y después del tratamiento de acupuntura disminuyó a 22 puntos.

De hecho, agregó, dentro del grupo experimental muchos pacientes terminaron con una puntuación de 13, es decir, el puntaje mínimo con la mejor calidad de sueño que pudieron haber conseguido. Subrayó que al mismo tiempo se evaluó a pacientes que referían dormir muy bien y obtuvieron un promedio de 18.5 puntos aproximadamente.

El investigador politécnico resaltó la importancia del sueño, ya que en ese estado de reposo el cuerpo se autorepara en el proceso conocido como homeostasis (característica de un organismo vivo para mantener una condición estable y constante).

“Dormir menos reduce las posibilidades de reparar el organismo con todos los trastornos que eso pueda generar: bajo rendimiento en el ámbito laboral y escolar; pérdida de interés en las relaciones sociales por agotamiento; mala memoria; falta de concentración; irritabilidad; disfunción eréctil y deterioro en la calidad de vida”, expresó.