Medicina preventiva

Pesas y aerobics para mejorar la diabetes

La diabetes es una enfermedad en la que el organismo no produce insulina o no la utiliza adecuadamente. La insulina es una hormona necesaria para transformar el azúcar, el almidón y otros alimentos en la energía que necesitamos para nuestra vida cotidiana.
image

Pesas y aerobics para mejorar la diabetes

La diabetes es uno de los principales problemas de salud en América Latina y el Caribe, donde el número de personas que padecen esta enfermedad se estima en 19 millones. Según las proyecciones, a menos que se introduzcan nuevas terapias y/o acciones preventivas, este número podría incrementarse a 40 millones en el 2025.

La diabetes fue considerada la causa subyacente de alrededor de 45 mil muertes cada año en América Latina y el Caribe

Aunque tanto los factores genéticos como medioambientales, tales como la obesidad y la falta de ejercicio, parecen desempeñar roles importantes, la causa de la diabetes continúa siendo un misterio por lo que son muchos los estudios que se realizan para atacar a esta enfermedad.

Una investigación realizada en Estados Unidos arrojó que una combinación de entrenamiento con pesas y ejercicio aeróbico puede ser la mejor manera a los factores de las personas con sobrepeso a disminuir el riesgo de padecer diabetes y enfermedades cardíacas.

“La combinación de ejercicios aeróbicos y entrenamiento con pesas es claramente el programa ideal” dijo Timothy Church, que estudia el ejercicio y las enfermedades del Pennington Biomedical Research Center de la Universidad Estatal de Louisiana en Baton Rouge.

Los resultados son consistentes con otras investigaciones recientes y las directrices para la actividad física que indican una mezcla de un poco de entrenamiento de resistencia con el ejercicio aeróbico regular.

Los investigadores dirigidos por Lori Bateman Duke University Medical Center en Durham, Carolina del Norte, ha distribuido 196 adultos con sobrepeso sedentaria en tres diferentes programas de ejercicios.

Un grupo hizo ejercicios de resistencia tres veces por semana, con ocho diferentes máquinas para trabajar los músculos del tren superior e inferior. Un segundo grupo hizo dos horas de entrenamiento por semana en las máquinas de ejercicio aeróbico. El tercer grupo hizo ejercicio aeróbico y de resistencia.

Más de un cuarto de los voluntarios abandonaron el estudio durante los ocho meses de investigación y que no hayan completado todos los requisitos solicitados por los investigadores. Así que al final, Bateman y sus colegas analizaron los patrones de antes y después del ejercicio de 86 participantes.

En promedio, las personas que participaron en el entrenamiento de resistencia obtuvieron alrededor de 1,5 libras y algunas medidas en la cintura, sin modificar sus factores de riesgo para la diabetes y las enfermedades del corazón. Los que participaron en el grupo de ejercicio aeróbico perdió una media de tres kilos y redujo el tamaño la cintura.

Las personas que combinaron los dos tipos de programas se deshicieron de cuatro kilos y 2,54 cm en la cintura. El grupo también vio disminuir la presión arterial diastólica (mínima) y los puntos del síndrome metabólico (una combinación de factores de riesgo de diabetes y enfermedades del corazón).

Sin embargo, el análisis estadístico mostró que los participantes que hacen ejercicios aeróbicos y entrenamiento con pesas no son necesariamente mejores que los que lo hicieron sólo el entrenamiento aeróbico. Los investigadores señalan entonces que no está claro si los beneficios aparentes del programa obedecen a los efectos combinados de entrenamiento con pesas.

Distintos estudios coinciden en señalar que para los diabéticos, los ejercicios recomendados son los aeróbicos, de intensidad moderada y que puedan realizarse de forma continúa como la caminata, el ciclismo, el tenis, el fútbol y otras actividades físicas en equipo.

Recomiendan evitar realizar ejercicios cuando hace demasiado calor o frío, o cuando estás pasando por un periodo de descontrol metabólico. Lo ideal son 30 minutos diarios 3 veces por semana, con intensidad moderada. También puedes optar por hacer una caminata de 10 minutos todos los días.