Medicina preventiva

Reglas básicas para proteger al cerebro

De acuerdo al estudio Bronx sobre envejecimiento publicado en el New England Journal of Medicine 2003, las personas con coeficientes intelectuales elevados y que tienen una mayor educación, tienen menores probabilidades de presentar demencia senil a medida que envejecen.
image

Reglas básicas para proteger al cerebro

Por: Alicia Yolanda Reyes

Por: Alicia Yolanda Reyes

Es decir si a lo largo de la vida siguen utilizando su cerebro para tareas intelectuales, realizan ejercicio físico y llevan una buena alimentación, están abonando a una buena salud mental

Existen unas reglas básicas que ayudarán a mantener el cerebro activo y en excelentes condiciones, pero es importante que se apliquen a lo largo de la vida.

Es importante recordar que el desayuno es el alimento más importante del día, ya que después de 12 o más horas de ayuno el cerebro requiere de los nutrientes  y proteínas necesarias para iniciar el nuevo día, de ahí la importancia de ingerir alimentos antes de las dos horas de haber despertado.

No tiene que ser un gran desayuno puede ser un café con leche, acompañado de una fruta fresca o una galleta baja en grasas y azúcares, si contiene fibra y frutas es mejor.

Y a más tardar a las 10 de la mañana consumir una o dos porciones de proteína, puede ser huevo,  alguna fruta o verdura, dos rebanadas de jamón magro, de preferencia bajo en sal y de pavo, acompañado de una o dos rebanadas de pan integral.

Los cereales industrializados no se aconsejan debido a que tiene un alto contenido de calorías vacías y conservadores que contribuyen al incremento de peso corporal, pero no nutren.

Dormir de 7 a ocho horas todas las noches, de preferencia en una habitación oscura, ventilada, eliminando todos los aparatos electrónicos.

Mantener el celular prendido a un lado de la cama es una pésima costumbre que interfiere con el descanso.

Hay que recordar que el sueño aumenta la reproducción de las células  que participan en la formación de la mielina, un material aislante en las proyecciones de las células nerviosas dentro del cerebro.

Evitar fumar, o estar expuesto al humo de tabaco ajeno es una regla que debe seguirse si se desea tener una buena salud mental, la exposición al humo del cigarro tiene efectos en el sistema nervioso central.

Hacer ejercicio es una buena manera de mantenerse saludable con un buen funcionamiento del cuerpo, pero además ayuda a modificar la estructura y funcionamiento cerebral.

Un buen manejo de estrés ayuda a evitar el endurecimiento de las arterias del cerebro.

Tener un grupo de amigos o familiares con los que se conviva de manera cotidiana ayuda a que aumente la corteza prefrontal.

Evitar el uso de azúcares ya que interrumpen la absorción de proteinas , lo que repercute en la buena salud cerebral.

Otra de las medidas aconsejadas para una buena salud cerebral es evitar dormir con la cabeza cubierta, porque aumenta la concentración del dióxido de carbono, así que si se tiene mucho frío hay que evitar cubrirse con una almohada o cobertor, es preferible buscar otra forma der calentar la habitación pero dejar la cara y nariz totalmente destapadas.

Por último hay que recordar que los ambientes muy contaminados; como durar mucho tiempo en un paso a desnivel, o en un espacio cerrado donde exista humo contribuyen a que exista una deficiencia en el suministro de oxígeno al cerebro y a la larga dañara este órgano