Medicina preventiva

Sudar reduce riesgo de derrame cerebral

Las personas inactivas son 20% más propensas a sufrir un derrame cerebral o un mini-accidente cerebrovascular, que quienes sudan por hacer ejercicio en una intensidad moderada o vigorosa.
image

Sudar reduce riesgo de derrame cerebral

Sudar al menos cuatro veces a la semana, como consecuencia de realizar ejercicio de moderado a intenso, puede reducir el riesgo de derrame cerebral, de manera particular en los hombres, de acuerdo con un estudio de la Universidad de Australia del Sur.

El estudio, publicado en la revista Stroke, consideró a más de 27 mil personas mayores de 45 años que fueron seguidos durante 5 años aproximadamente, de lo cual, los investigadores observaron que entre los hombres, sólo aquellos que se ejercitaron con la misma intensidad cuatro o más veces a la semana tenían un menor riesgo de derrame cerebral.

"Los beneficios tiempos de disminución de la actividad física están relacionados con su impacto sobre otros factores de riesgo.” De hecho, explica el especialista, las personas inactivas son 20% más propensas a sufrir un derrame cerebral o un mini-accidente cerebrovascular, que quienes sudan por hacer ejercicio en una intensidad moderada o vigorosa.

La investigación apoya un estudio anterior que detalla que la inactividad física tiene como una de sus consecuencias la hipertensión arterial, la cual, a su vez, es uno de los principales factores de riesgo para sufrir un derrame cerebral o accidente cerebrovascular.

No obstante, cuando se trataba de mujeres, la relación entre el derrame cerebral y la frecuencia de la actividad física era menos clara, explica Michelle McDonnell, profesor de Ciencias de la Salud de la Universidad de Australia del Sur.

En este sentido, otras investigaciones, como la realizada por la Asociación Americana del Corazón, explica que las mujeres que realizan ejercicio, como caminar a buen paso y ritmo fuerte más de dos veces por semana, tuvieron un riesgo 37% menor de sufrir de derrame cerebral, que las que no caminaron durante la semana.

Aquellas mujeres que caminaron sólo dos horas a la semana, sin importar la intensidad, bajaron su riesgo de derrame cerebral en un 30%. Por lo cual, según los especialistas, el ejercicio es sin duda una de las claves para reducir el riesgo de derrame cerebral tanto para los hombres, como para las mujeres, ya que la principal herramienta es eliminar los factores que la ocasionan.









 

 

Fuente: Enforma