Opinión

31 de Mayo Día Mundial sin fumar.

En México se siguen incrementando las Muertes por Consumo de Tabaco, según se desprende de la última Investigación del Instituto Nacional de Salud Pública, en donde en algunos Estados se duplicó en los últimos 10 años las cifras de Morbimortalidad
tabaquismo.jpg

Por: Alicia Yolanda Reyes.

El 77 por ciento e las muertes en México está relacionada con enfermedades no trasmisibles. El tabaco, la mala alimentación y el alcoholismo son las causantes.

Lo más preocupante de esta situación es que las niñas y niños están iniciando el consumo de tabaco a los 10 o 13 años, con todo el riesgo que representa para su salud mental y física.

Entre más joven se inicie en tabaquismo y alcoholismo, mayores probabilidades existen  de que la persona se enganche de por vida, eso lo saben  los fabricantes de estos productos que enfocan sus baterías a este sector de la población.

La industria tabacalera a ideado distintas estrategias para atraer a fumadores cada vez más jóvenes y vulnerables.

Entre éstas se encuentran los empaques coloridos para atraer niños y mujeres jóvenes. Las capsulas de sabores para hacer cada vez más atractivo el el cigarro tradicional, y disfrazar las toxinas que enferman y matan.

Los vaporizadores que vuelven exótica la experiencia del consumo del tabaco, atrayendo con ello a más jóvenes.

Los cigarrillos electrónicos, que además de ser nocivos, son un puente para el consumo del cigarro tradicional.

La Secretaría de Salud no tiene verdaderas campañas para controlar la venta de cigarrillos a los y las menores de edad, y pese a que saben que en puestos callejeros de golosinas se expenden cigarros sueltos, así como en los expendios de periódicos y revistas, quienes exhiben las cajetillas abiertas a la vista de los menores.

En la encuesta realizada por el INSP se reportó que de los menores entrevistados 40 por ciento refirió que adquiría los cigarros por unidad en los estanquillos y tiendas de barrio.

El 65 por ciento de los menores de edad aseveraron que no tuvieron problemas para adquirir los cigarrillos. A pesar de que por los menos el 73 recuerdan haber visto algún letrero de prohibición de venta del producto por unidad y a menores de edad.

Uno los hallazgos de la Encuesta de Tabaquismo en Jóvenes es que al menos el 20 por ciento refirió que en los puestos cercanos a las escuelas se tienen disponibles los cigarros, y los colocan junto a los dulces.

Otro de los riesgos que enfrentan niños y niñas es la exposición al humo de tabaco en su propio hogar, por lo menos el 35 por ciento de los estudiantes señaló esta situación .Mientras que el 44.6 refirió  estar expuestos en los lugares públicos

Cuando un miembro de la familia fuma en el espacio donde hay un recién nacido se incrementan las probabilidades de que el bebé sufra problemas relacionados con el sistema respiratorio: tos, bronquitis asma , neumonía, que pueden ser potencialmente fatales.

El consumo de tabaco en las mujeres embarazadas, incluso su sola exposición al humo puede provocar partos prematuros, bebés con bajo peso y muerte súbita.

La exposición de humo de tabaco en niñas menores de 12 años incrementa cuatro veces el riesgo de padecer cáncer de mama al llegar a la edad adulta.

Y duplican su riesgo de padecer cáncer cérvicouterino, y si además las niñas inician en el tabaquismo a edades tempranas las consecuencias son graves.

En las niñas y niños fumadores o expuestos al humo de tabaco, tienen mayores probabilidades de presentar problemas cardiácos, diversas enfermedades respiratorias, así como una alteración de la fertilidad.

El cerebro de los y las menores es más neuroplástico que el de los adultos, por lo que la exposición al humo de tabaco, propio o ajeno causa daños más profundos.

El 80 por ciento de los menores en el mundo vive en países en vías de desarrollo. Se calcula que el 17 por ciento de ellos inicia en el tabaquismo a los 14 años.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, si continúan estas tendencia, 250 millones de los que ahora son niños, morirán por causas relacionadas al tabaquismo.

En México más del 17% de niños entre 13 y 15 años, consume alguna forma de tabaco.

Debe implementarse leyes y reglamentos para proteger a este sector de la población que incluyan los espacios 100% libres de humo en lugares cerrados y de concentración colectiva como parques, estadios y otros.

Asimismo se debe regular la publicidad  y promoción de productos de tabaco, incluyendo el cigarrillo electrónico .

Además de elevar el precio y los impuestos para que este producto quede fuera del alcance de los menores, y realizar vigilancia constante en los comercios y puestos callejero para evitar que se sigan ofreciendo cigarros sueltos.

De no llevar a cabo estas acciones el Sistema de Salud en México no podrá hacer frente a todas las enfermedades y muertes, derivadas del Tabaquismo(aliciayolandar@hotmail.com)