Noticias

Acotan publicidad de “productos milagro”

El presidente Felipe Calderón firmó el decreto que reforma el reglamento de la Ley Federal de Salud y que busca poner fin a los llamados “productos milagro” que engañan a la gente y juegan con su salud.
image

Acotan publicidad de “productos milagro”

El 18 de enero de 2012 el  presidente Felipe Calderón firmó el decreto que reforma el reglamento de la Ley Federal de Salud y que busca poner fin a los llamados “productos milagro” que engañan a la gente y juegan con su salud.

En adelante, todo producto que se anuncia en radio y televisión deberá obtener un certificado de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), de lo contrario la autoridad sanitaria ordenará al medio de comunicación retirar el comercial en un plazo máximo de 24 horas.

En cuanto a las autoridades, las multas que recibirían aumentan hasta 400 por ciento y podrían alcanzar hasta 16 mil veces el salario mínimo vigente en el Distrito Federal. La reforma se publicó un día después en el Diario Oficial de la Federación (DOF) y entrará en vigor 30 días más tarde.

Diario Oficial de la Federación

Se estima que entre 840 mil y 8.4 millones de pesos pueden costar 30 minutos de anuncios de productos milagro en televisión, los cuales se transmiten durante el día y toda la noche en no pocas ocasiones, de acuerdo con una nota publicada por La Jornada (27/12/2011).

La Jornada

Los medios de difusión estarán obligados a solicitar el documento de la Cofepris a los anunciantes.

En el análisis de impacto y evaluación del costo/beneficio de la modificación reglamentaria, la Cofepris advierte que el consumo de mercancías que aseguran curar enfermedades, como diabetes, disfunción eréctil e incluso cáncer, así como bajar de peso, representan un riesgo para la salud, porque los pacientes pueden abandonar su tratamiento médico para sustituirlos con productos milagro.

Estos también podrían ocultar síntomas de enfermedades graves y provocar que los enfermos lleguen tardíamente al médico, cuando ya presentan cuadros graves. Además, los productos que ofrecen bajar de peso suprimen los alimentos y los remplazan con cápsulas y bebidas preparadas que pueden dañar al organismo.

Las empresas que quieran contar con anuncios en medios masivos de comunicación deberán entregar copia certificada del registro sanitario y permiso de publicidad. Este último contendrá los nombres y domicilios del fabricante, del importador y distribuidor, así como la marca, nombre y Registro Federal de Contribuyentes del responsable del producto y de la publicidad.