Noticias

Advierten de peligros de pedicure con peces

El “pez doctor” en vez quitar de sus pies el tejido muerto pudiera ser el medio para un posible contagio con VIH o Hepatitis C, según advierte la Agencia de Protección Sanitaria en Gran Bretaña que aclara que aunque el riesgo es mínimo no es irrelevante. Hace un llamado a las personas con el sistema inmunológico debiltado a no usar esta práctica.
image

Advierten de peligros de pedicure con peces

La Agencia de Protección Sanitaria en Gran Bretaña alertó sobre tratamientos de pedicuría con peces, muy de moda pero potencialmente peligrosos porque pueden transmitir enfermedades como el sida y la hepatitis C.

Aunque el riesgo "es mínimo", el peligro "no es irrelevante", explicó la Agencia, pidiendo a las personas con diabetes, psoriasis, heridas cutáneas o el sistema inmunológico debilitado que "eviten someterse a ese tratamiento" .

El tratamiento de pedicura con peces es la última tendencia en los salones de belleza occidentales, desde Gran Bretaña, Europa, Canadá y Estados Unidos hasta Sudamérica.

Dicho tratamiento comenzó a realizarse hace algunos años en Japón, aunque desde entonces los médicos han expresado dudas por posibles transmisión de enfermedades.

La modalidad fue prohibida en varios estados norteamericanos, incluyendo Florida, Texas, New Hampshire y Washington, por el temor a las infecciones.

Para ese tratamiento, los clientes sumergen sus pies en peceras para que pequeños ejemplares de la familia de las carpas coman meticulosamente las callosidades y la piel envejecida.

En Gran Bretaña la advertencia se lanzó tras seis meses de investigaciones: según la Agencia, las grandes peceras donde se ponen los pies para el tratamiento contienen muchos otros microorganismos y bacterias.

De este modo, se pueden transmitir infecciones del pez a la persona (durante el proceso de pedicura), del agua a la persona (por bacterias que se multiplican en un medio líquido) o de persona a persona (mediante el agua, las superficies y los peces).

En particular en el caso de que un usuario esté contagiado de un virus como el VIH o la hepatitis C y sangre en el agua, existe el riesgo de que las enfermedades puedan transmitirse, precisó la Agencia.

"Dimos a conocer estas guías porque hay una creciente cantidad de 'spas' de este tipo. Si se siguen los procedimientos de higiene correctos, el riesgo de infección es muy bajo", explicó un vocero de la entidad.

Al parecer, la terapia fue descubierta hace unos 200 años por dos hermanos de vacaciones en Turquía, que por casualidad se toparon con peces en un manantial de agua cálida y les gustó tanto la sensación que volvieron todos los días.

El problema es que el "pez doctor", como se llama a la especie porque solo consume las áreas de piel muerta o enferma, vive en el agua a unos 40 grados, una temperatura que también favorece el crecimiento de las bacterias.

Con información de ANSA