Noticias

Afirma especialista de la UAM que una epidemia de sarampión en México es improbable

La pediatra Virginia Hidalgo Wong, de la UAM Xochimilco, explicó que el alto porcentaje de vacunación garantiza que el riesgo de una epidemia sea bajo, “y en el caso de presentarse habría suficientes recursos para enfrentarla”.
image

Afirma especialista de la UAM que una epidemia de sarampión en México es improbable

“El Sistema Nacional de Vacunación en el país es uno de los mejores del mundo, por contar con cobertura adecuada y efectiva que garantiza, en muy alto grado, que no se presenten brotes de enfermedades consideradas controladas”, aseveró la pediatra Virginia Hidalgo Wong, profesora de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), quien, acerca del caso de la niña francesa con sarampión que ingresó a México, añadió que no hay motivo para alarmarse por el riesgo de un posible brote de epidemia, al ser un suceso aislado.

Reiteró que el Programa de Protección contra Enfermedades es seguro, ya que a través de la Cartilla Nacional de Vacunación se garantiza la aplicación de un amplio cuadro de vacunas a la población infantil, y aclaró que actualmente también se han implementado cartillas para la población de adultos jóvenes, adultos maduros y de la tercera edad.

Hidalgo Wong recordó que la vacunación contra el sarampión ha sido sistemática desde hace varios años, por lo que existe un muy amplio bloque de población totalmente protegida y sólo serían vulnerables aquellos que por alguna causa no se la aplicaron.

“El porcentaje de vacunación en el país es muy alto, eso garantiza que el riesgo de una epidemia sea bajo, y en el caso de presentarse habría suficientes recursos para enfrentarla”, manifestó en un boletín de la UAM difundido el 25 de julio de 2011.

La académica de la Unidad Xochimilco agregó que el sistema de vacunación se cumple muy rigurosamente, ya que tanto médicos privados como hospitalarios están muy al pendiente del cumplimiento de los esquemas de vacunación infantil.

“Hay conciencia y responsabilidad de los padres de familia”, puntualizó la investigadora, “para cumplir con todo el esquema de vacunación de sus hijos, aunado a que la cartilla es un documento obligatorio para ingresar a los centros de educación básica, sin olvidar que las vacunas se encuentran permanentemente disponibles en todos los centros de salud y hospitales”.

Si bien indicó que el sarampión no se puede considerar erradicado en México, la cobertura de la Secretaría de Salud ha propiciado que no se detecten brotes en casi una década, con excepción del caso de la menor de origen francés.

Recordó que la Cartilla Nacional de Vacunación cubre en el recién nacido aplicaciones contra la tuberculosis, la poliomielitis y la llamada pentavalente, que incluye: tos ferina, tétanos, difteria, influenza tipo b y hepatitis, que se refuerza a los dos, cuatro y seis meses de edad.

Al año de vida se inyecta la vacuna triple viral, primera dosis que protege contra sarampión, rubéola y parotiditis; según el esquema de vacunación mexicano hay un refuerzo que incluye sarampión y rubéola, e incluso, en la vida adolescente, si alguna persona no está segura de haber sido vacunada, se recomienda su aplicación. Actualmente se valora la inclusión en el esquema de vacunación contra el virus del papiloma humano; se protege a los niños contra el neumococo y epidemias de influenza, finalizó.