Noticias

Alcoholismo provoca debilidad muscular

Investigadores de Estados Unidos dijeron que la debilidad muscular derivada de un alcoholismo de largo tiempo puede deberse a la incapacidad de la mitocondria, motor de las células, de autorrepararse.
image

Alcoholismo provoca debilidad muscular

En una investigación realizada con ratas, los especialistas encontraron evidencia de que el abuso intensivo y crónico del alcohol afecta la proteína involucrada en la reparación mitocondrial y en la regeneración muscular.

El descubrimiento permite entender la razón por la que beber de forma crónica e intensa a menudo debilita los músculos. También podría conducir a nuevos objetivos para el desarrollo de medicamentos, indicó en una declaración George Koob, director del Instituto Nacional de Alcoholismo y Abuso del Alcohol de Estados Unidos, que financió el estudio.

El descubrimiento permite entender la razón por la que beber de forma crónica e intensa a menudo debilita los músculos. También podría conducir a nuevos objetivos para el desarrollo de medicamentos

Las mitocondrias son estructuras que generan la mayoría de la energía que las células necesitan. Cuando se dañan, pueden autorrepararse mediante la fusión mitocondrial, el cual es la unión con otra mitocondria e intercambio de material como ADN.

Sistema de etiquetación

Para investigar si podría en realidad fusionarse para regenerarse, investigadores de la Universidad Thomas Jefferson crearon un sistema para etiquetar la mitocondria en músculos óseos de ratas con dos diferentes colores y luego observar si se mezclan.

El estudio mostró por primera vez que la fusión mitocondrial ocurre en las células de los músculos esqueléticos, indicaron los investigadores.

Los investigadores también lograron identificar una proteína clave llamada mitofusin 1 (Mfn1) que fusiona proteínas en el proceso y mostraron que el alcoholismo interfiere en el proceso. En las ratas que recibieron una dieta de alcohol, los niveles de Mfn1 diminuyeron en 50 por ciento, en tanto que otras proteínas de fusión se mantuvieron sin cambios.

Los hallazgos fueron publicados en la revista estadunidense Journal of Cell Biology.

Journal of Cell Biology.

 

Fuente: Xinhua